Piedra OnLine

martes, 11 de agosto de 2015

Bariloche pide el libre acceso a ríos y lagos

La reducción en el camino de sirga genera reclamos.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los cambios que impuso el nuevo Código Civil y Comercial sobre las restricciones a la propiedad en terrenos costeros ya generaron rechazos entre grupos ambientalistas, pescadores y abogados especializados en derechos colectivos. En la ciudad, desde 2010 se vinculó el tema con la necesidad de garantizar el libre acceso a las montañas, ríos y lagos a través de una declaración de varias entidades suscripta en la sede del Club Andino Bariloche.

Ana Wieman, de la organización Árbol de Pie, dijo que con el nuevo Código Civil "se perdieron 20 metros de tierra" para el uso público, ya que además de reducir de 35 a 15 metros el llamado "camino de sirga" en las orillas de las vías navegables, en el nuevo texto "desaparece la obligación expresa de dejar un camino a calle pública".

Aclaró que no es una privatización, como dicen algunos, porque "la propiedad costera ya era privada", pero sí desaparecen "las restricciones al dominio, que eran fundamentales porque impedían construir y alterar" el ambiente.
El tema preocupa también a los pescadores, que suelen moverse libremente por las costas y ahora podrían ser expulsados por los propietarios. El Club de Caza y Pesca de esta ciudad anunció que mañana miércoles a las 19 ofrecerá una charla informativa sobre el tema. El disertante será el abogado y directivo del club Alejandro Pschunder.

Otro abogado, Darío Rodríguez Duch, también evaluó que tal como está planteado "el nuevo Código le regala 20 metros a los propietarios costeros sin ningún tipo de compensación económica". Admitió que de ahora en más no tienen obstáculo alguno para instalar construcciones a una distancia de 15 metros de los espejos y cursos de agua, cuando antes tenían que mantener un retiro de 35 metros.

Aseguró que si bien en un principio la normativa sólo apuntó a facilitar la navegación, hoy el usufructo público de las costas se constituyó en un derecho ambiental y existen convenios de rango constitucional y leyes específicas que establecen la "progresividad" de esos derechos, es decir que no se puede recortarlos, sino sólo mantenerlos o ampliarlos.

Con ese mismo criterio la Asociación de Abogados Ambientalistas anunció que prepara un recurso de inconstitucionalidad contra el artículo 1974 del nuevo Código.

Duch es asesor de la senadora Magdalena Odarda (CC-ARI), quien presentó dos proyectos de ley relacionados con el tema (Ver aparte). Los senadores oficialistas Silvina García Larraburu y Miguel Pichetto también presentaron un proyecto para volver a los 35 metros de restricción sobre las propiedades costeras pero sólo alcanzaría a los lugares turísticos, según explicó Duch. Dijo que la entrada en vigencia del nuevo Código Civil reactivó el debate de los proyectos y existe un compromiso para darle tratamiento "a la brevedad" en la comisión de Legislación General del Senado.

Wieman, en tanto, hizo otra observación. Dijo que el Código anterior garantizaba el camino se sirga en todos los ríos o canales "que sirven a la comunicación por agua", mientras que el nuevo texto lo limita a los cursos de agua "aptos para el transporte". Consideró que una lectura posible es que la ley sólo alcanzaría ahora "al río Paraná y alguno más", pero no a los ríos y arroyos patagónicos, donde las propiedades irrestrictas llegarían hasta el agua.