Piedra OnLine

sábado, 29 de agosto de 2015

"Hay margen para bajar los costos"

El ministro de energía asegura que hay que mejorar la productividad. pidió que se mantenga el barril en 77 dólares.
EL MINISTRO ALEJANDRO NICOLA DURANTE SU VISITA AL CENTRO DE OPERACIONES DE EXXON EN HOUSTON DONDE TRABAJAN MÁS DE 8000 PROFESIONALES.


UNO DE LOS COMPROMISOS ASUMIDOS EN LA UNIVERSIDAD DE TEXAS FUE UN INTERCAMBIO CON LA DEL COMAHUE.

Por federico aringoli roberto aguirre


Desde febrero de este año Alejandro Nicola ocupa el sillón del Ministerio de Energía de Neuquén. No es literalmente el que dejó vacío Guillermo Coco, porque Nicola prefirió continuar en el piso 12 del edificio del Ministerio de Economía, donde ejercía como subsecretario de Servicios Públicos. Proveniente del sector eléctrico y con un perfil público moderado, "apenas" tiene la tarea de ser la cabeza del equipo que controla el desarrollo –y contiene los excesos– de Vaca Muerta.

Recibió a "Río Negro Energía" después de un viaje técnico, junto a 14 funcionarios de distintas áreas del ministerio, a Houston, la meca de los hidrocarburos no convencionales. Con un posgrado en gas, asegura que busca terminar de "meterse en la cocina" del petróleo. Reconoce que existe una situación delicada por la baja internacional del crudo, pero insiste en "pensar a mediano y largo plazo" con la esperanza de que entre "dos y cuatro años se dupliquen todos los ingresos de la provincia".

"Yo trato de despejar todas esas cuestiones en función de lo que tenemos que preparar, porque si uno se inmoviliza, después se viene todo de golpe", dice Nicola, que accedió a la entrevista en medio de los preparativos de una reunión de cumbre de la Ofephi con el candidato a presidente Daniel Scioli.

–¿Cómo evalúa el impacto de la baja del petróleo en la producción local?

–Tengo una mirada más de mediano y largo plazo. Nosotros tenemos una expectativa centrada en lo que viene más que en lo que está pasando. De todos modos aspiramos a que se mantenga el precio interno en 77 dólares. Eso es lo que se trabaja para la reunión de la Ofephi del 8 de septiembre. Y además, en nuestro caso yo siempre menciono el gas. Hay disponibilidad para cubrir una parte importante de la demanda y de lo que se importa. Y el gas resuelve además la demanda eléctrica, porque es muy difícil construir una central hidráulica en menos de cinco años. En cambio el gas es mucho mas inmediato, en menos de un año podés tener una central.

–Además del barril, ¿se va a tratar algún otro tema en la reunión de la Ofephi?
–Estamos trabajando, pero todavía no hay nada en concreto. Igual yo creo que ese es el tema clave. La idea es pedir la continuidad de la política.

–¿Sería viable la producción en Vaca Muerta con los precios internacionales?.

–Hay márgenes muy importantes para bajar los costos en la industria. Eso lo vimos en Estados Unidos. Allá la industria está preocupada en bajar costos del shale y que esto les permita seguir trabajando. Hay muchos frentes con posibilidades de trabajar para mejorar la eficiencia.

–¿Cuáles son los principales frentes?

–En toda la cadena. En lo laboral se ha tomado conciencia de que existen cosas que hay que trabajarlas como el ausentismo, algo que reconoció el propio gremio. Pero sobre todo se puede mejorar en la cuestión técnica. Hay datos en Estados Unidos en lo que es la cantidad de fracturas, dicen que el 40% de las fracturas que hacen no son productivas. Y ya están trabajando las técnicas para analizar por qué.

–¿Le preocupan al gobierno las tensiones que pueden generarse a partir de un ajuste laboral?

–Tensiones siempre va a haber. Vamos a ver cómo se gestionan. Estamos trabajando y vamos a seguir trabajando en la línea de preservar las fuentes de trabajo, la paz social, la actividad de la industria. Pero mi mayor preocupación está en el tema infraestructura, Sapag ha presentado el plan de obras y estamos enfocados en eso.

–¿El gobierno tienen margen para afrontar las obras necesarias o hay que salir a buscarlo? Han habido muchas emisiones de letras para cubrir los agujeros en el presupuesto.

–Lo que está trabajando Economía es justamente para resolver el tema de funcionamiento, pero los compromisos de partidas para obras están vigentes y se va a ejecutar. No hay obras que estén frenadas por ese tema. Estamos con una situación complicada hasta fin de año y seguramente el año que viene no va a ser un año sencillo, porque nosotros necesitamos que las regalías empiecen a aumentar en función del aumento de producción y eso lleva un tiempo. Si vos me decís dentro de tres años, seguramente dentro de tres años vamos a estar bárbaro.

–Mencionó la necesidad de financiamiento para otras obras

–Cuando yo hablo de financiamiento para obras me refiero a fondos específicos para infraestructura. Por ejemplo, para las rutas se necesitan varios millones de dólares y estamos buscando las herramientas para hacerlas. Por eso se habló de crear un fideicomiso específico para obras con aportes de las empresas.

–¿Les consultaron a las petroleras por este tema?

–El gobernador Jorge Sapag les presentó el proyecto en varias reuniones en Buenos Aires y yo también, con todas las empresas lo vamos hablando. Ya está el borrador del decreto para crear un fondo fiduciario, donde va a haber alimento de fondos de distintas vertientes.

–¿Cuáles serían las vertientes?

–La Provincia, puede ser la Nación, también pueden ser algunos municipios que tengan fondos y que puedan volcarlos ahí, las empresas operadoras y las de servicios. Se puede en algún momento estructurar un bono para obras específicas que alimente ese fondo.

–¿Serán aportes voluntarios o se harán por RSE?

–Vamos a ver cómo lo instrumentamos, pero no son los fondos de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), son otros fondos.

–Había cierto resquemor de que la provincia obligue a las empresas a aportar...

–Vamos a buscar consenso. Por supuesto si, por ejemplo, hacemos una ruta con peaje, esto sería provincial y cabe el derecho como autoridad de aplicación.