Piedra OnLine

lunes, 10 de agosto de 2015

Sapag criticó una "burrada" de Macri

Había comparado Neuquén con Kuwait.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- El gobernador Jorge Sapag calificó de "burrada" la comparación que el precandidato presidencial Mauricio Macri hizo de Neuquén como una "Kuwait" menos desarrollada que San Luis, y desafió al líder del Pro a comparar los indicadores por habitante de esta provincia con los de la capital federal.

Al mismo tiempo no despejó dudas sobre su futuro político, aunque dio pistas en ese sentido al señalar que "aspiro a dar lo mejor de mi en cuerpo y alma para el bien de la República", con lo cual dejó abierta la puerta a las insistentes versiones que lo encumbran como futuro ministro de Energía en un eventual gabinete de Daniel Scioli.

Sapag dialogó ayer con este diario minutos antes de votar en la PASO. Sufragó en la mesa 1359 de la Escuela 134, luego de hacer la cola y esperar su turno con una decena de ciudadanos.

Preguntado sobre su eventual inserción en un gobierno del FpV con Scioli a la cabeza, destacó la importancia de las PASO para ir delineando el futuro de la República, y subrayó que en lo personal "yo estoy elegido para gobernar hasta el 10 de diciembre y no estoy detrás de cargo; sí me interesa que a la República le vaya muy bien y voy a colaborar con alma y cuerpo para que sea así...".

Sapag dijo que "pienso colaborar con el gobierno de Brunilda (Rebolledo, intendente electa de San Martín de los Andes por el MPN) y también con el gobierno (provincial) de Omar (Gutiérrez)", pero acto seguido aclaró que "para que le vaya bien a San Martín y a Neuquén le tiene que ir bien a la República y yo voy a poner todo al servicio de la República...".


Al ser consultado sobre recientes declaraciones de Mauricio Macri, que comparó a Neuquén como una "Kuwait" con grandes recursos pero aún sin desarrollo, dijo que el precandidato presidencial "ni conoce Neuquén ni conoce Kuwait".

El gobernador explicó que "hace 50 años, con el primer discurso de Felipe Sapag como gobernador, Neuquén era una provincia pobre, con lata mortalidad infantil y marginalidad. Hoy –continuó– tiene los mejores indicadores, ha creado 25.000 puestos de trabajo en los últimos 33 meses, y me animo a competir con la capital federal en indicadores de salud, educación, consumo por habitante en los supermercados, cero kilómetro, cemento...".

El mandatario enfatizó que la provincia "recibe a 20 familias por día y hay muchas que van a las tomas y hay que proporcionarles soluciones de dignidad que no han encontrado en otro lado; pero nadie se quiere ir de Neuquén".

En ese contexto, admitió que "las comparaciones son odiosas" pero enfatizó que "Neuquén ni es Kuwait ni quiere ser Kuwait...".

Sapag abundó en que la provincia quiere forjar su destino de la mano "de una bisagra en la historia que es haber encontrado recursos importantísimos, que van a ser útiles para la República y con los que Neuquén puede mostrarse como una provincia de progreso y pujante...".

Empero, admitió que "hoy hay una Tesorería que está muy limitada en sus ingresos y estos recursos tan importantes recién se irán viendo en cinco o seis años; por lo tanto no se puede decir semejante burrada (por los dichos de Macri).