Piedra OnLine

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Cada vez hay más autos en Neuquén y menos estaciones de servicio

En los últimos 15 años se redujo el número de expendedoras, mientras el parque automotor tiene un crecimiento explosivo. Empresarios del sector, en alerta.

Neuquén .- La tendencia actual en la industria automotriz es un crecimiento exponencial en el parque automotor y una disminución considerable en la cantidad de estaciones de servicio en todo el país. De esta manera, hay más vehículos circulando por las calles y menos expendedoras de combustibles.

Desde la Cámara de Expendedores de Combustible de Neuquén y Río Negro detallaron que la situación es complicada y preocupante. Por este motivo, se reunirán mañana con los referentes que ocuparán los ministerios de Economía y Energía a nivel nacional en la próxima gestión, para "ver que tiene pensado este nuevo gobierno que asume en diciembre".

Según un informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina, en el año 2000 había 10.147.931 de vehículos y en agosto de este año el número asciende a 13.580.831.

Este crecimiento, explican, se debe a las políticas basadas en el consumo interno, aunque paradojalmente, el acceso al expendio de combustibles se volvió cada vez más limitado por el cierre continuo de estaciones de servicios.
En este sentido, detallaron que en la década del 90 hubo un crecimiento en el sector hidrocarburífero, pero que a partir de la crisis del 2001 se empieza a registrar una importante caída. Tanto es así que en 1999 funcionaban 6.366 estaciones de servicio en todo el país y en la actualidad esa cifra descendió a 4.429, mientras que en la provincia de Neuquén, el número pasó de 73 a 66.

"Hay menos estaciones porque la rentabilidad que dejan para las estaciones, que son el último eslabón en esta cadena comercial, es muy baja para poder mantenerlas", expresó Carlos Pinto, el secretario general de la cámara de la región.

Además, planteó que el declive en la cantidad de estaciones preocupa por la disminución en los puestos de trabajo, ya que por cada cierre se pierden 15 puestos de trabajo. Según el informe de la Confederación entre Neuquén y Río Negro había 197 estaciones de servicio y en la actualidad suman 163, aunque desde la Cámara local aseguraron que solo hay 59 asociadas.

Por ultimo, se indicó que la situación no solo perjudica al usuario de automóviles particulares, sino también al campo y al transporte de cargas, el cual debe depender de la logística de la empresa o del distribuidor para entregar el gasoil.