Piedra OnLine

lunes, 28 de septiembre de 2015

Decomisan unos 400 kg de carne clandestina

Un nuevo procedimiento con resultado positivo en Dina Huapi se suma a los controles del fin de semana que permitieron en secuestro de animales en pie y truchas pescadas por furtivos.

DeBariloche
Efectivos de Seguridad Vial junto a inspectores de fauna de la provincia secuestraron este lunes (28/09) unos 400 kilos de carne faenados en forma clandestina en el puesto de control de Dina Huapi, que eran transportados por sin permisos ni condiciones de salubridad adecuados en un Jeep Daihatsu y una camioneta Ford Ranger.

Los vehículos fueron detenidos para un control de rutina frente a la unidad policial del km 2053 de ruta 40. El jeep, en el que viajaban dos personas, era auxiliado por al camioneta que circulaba con cinco pasajeros.

La situación llamó la atención al personal de guardia que al aproximarse detectó el importante cargamento integrado por dos paletas, dos cuartos, un costeletero y dos costillares bovinos, tres corderos y carne de guanaco.

El subcomisario David Paz informó a "DeBariloche" que "en total tuvimos cinco procedimientos durante el fin de semana" y destacó los significativos decomisos de carne, pescados y animales en pie. En el último procedimiento, anticipado por este portal, fueron detenidas dos personas que utilizaron un perro dogo para capturar un ternero y un cordero que fueron devueltos a los propietarios de la estancia El Cóndor.
En relación al control realizado este lunes, a las 9.00, Paz señaló que el responsable del cargamento se identificó como puestero de una estancia por lo que la carne, que en caso del vacuno y el guanaco estaba despostada, quedó en resguardo mientras se confirma su procedencia.

Por los diferentes animales faenados se dio intervención a al departamento de Fiscalización y a la dirección de Fauna de la provincia que labraron las actas respectivas, mientras que el personal de Seguridad Vial hizo las actuaciones referentes a los vehículos. Como parte del procedimiento quedaron secuestrados los elementos utilizados para la faena.

El domingo por la madrugada, en otro control, se secuestró un jabalí de gran tamaño cazado en forma clandestina que fue incinerado en horas de la mañana por la falta de higiene con que era transportado en un vehículo utilitario y por el riesgo de triquina. Además se secuestró un rifle Remington que habría sido utilizado para cazar al animal.

En otros dos controles, se detectaron 18 truchas producto de pesca furtiva que eran transportadas en un Fiat Palio y otras 23 en un furgón Volkswagen, que fueron secuestradas junto con los elementos utilizados para pescarlas.

Paz anticipó que la actividad desplegada por la unidad a su cargo se reforzará con controles itinerantes y sorpresivos que se comenzarán a instrumentar con una casilla rodante que durante el invierno fue utilizada en cerro Otto.