Piedra OnLine

sábado, 5 de septiembre de 2015

Vaca Muerta: más de 60 petroleros fueron despedidos

Operarios de empresas de servicios especiales recibieron telegramas ayer.

Cristian Navazo
navazoc@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- El fantasma de los despidos en la industria petrolera dejó de ser una amenaza para convertirse en una cruda realidad. Las empresas de servicios especiales internacionales comenzaron ayer a concretar sus planes, que se habían truncado ante la presión de los dirigentes gremiales y de las autoridades nacionales.
Según informaron empleados de Halliburton a LM Neuquén, unos 60 operarios de esa compañía recibieron telegramas de despido ayer. Lo mismo ocurrió con al menos 15 trabajadores de Schlumberger. En Baker Hughes y Weatherford, las otras dos empresas que tuvieron conflictos en los últimos días, no hubo novedades.
Tres operarios que ayer recibieron la dura noticia, indicaron que los cesanteados son algunos de los que el miércoles participaron de la protesta por el descuento de las horas taxi.
El conflicto surgió a principios de semana, cuando a unos 600 trabajadores les liquidaron los haberes sin el pago de las horas de descanso cuando están en los yacimientos a disposición de las compañías. Los “viejos”, tal como se denomina en la jerga petrolera a los trabajadores de los pozos, cobraron entre un 30 y un 60 por ciento menos de su sueldo.
El miércoles por la tarde el Ministerio de Trabajo de la Nación exhortó a las compañías internacionales a devolver los descuentos en un plazo de 48 horas y exigió a los empleados que retomaran sus tareas, bajo apercibimiento de sanciones legales tanto hacia ellos como al gremio si no acataban.
Cuando la comisión directiva del sindicato que conduce Guillermo Pereyra comunicó la medida, gran parte de los operarios se rebeló. Realizaron una asamblea en la base de Halliburton y decidieron no volver a retomar sus turnos hasta que no tuvieran depositado el dinero descontado. Una parte decidió volver al campo ante el temor de represalias de las empresas, y otros se mantuvieron firmes. Ayer varios de los que no obedecieron la conciliación recibieron los telegramas.
Empleados de Halliburton señalaron que el gremio les “soltó la mano” y que los delegados advirtieron al resto que, si toman medidas, pueden ser echados porque hay una instancia de negociación abierta. Nación convocó a una reunión el martes en Buenos Aires para dar una solución de fondo a las horas taxi, que se pagan por fuera del convenio.
Otros dos operarios de la misma compañía informaron anoche que, pese a no tener el respaldo del sindicato, los trabajadores paralizaron las actividades en Loma La Lata, Loma Campana y Narambuena, y que “los compañeros despedidos fueron retirados de los yacimientos con la Policía”.
Las grandes empresas de servicios especiales que operan en Vaca Muerta amenazan con despidos desde principios de año, cuando se acentuó la caída del precio del barril de petróleo a nivel internacional. Tienen en stand by más de 400 telegramas. Pese al pacto sectorial firmado en diciembre para mantener la actividad, las multinacionales presionan tras el recorte de tarifas de las operadoras y las subas salariales. Una fuente de una de esas firmas indicó que los despidos son inevitables.