Piedra OnLine

martes, 6 de octubre de 2015

Crece la polémica por Urtubey y se agrieta el frente oficialista

Aníbal Fernández lo comparó con Macri por su intención de acordar con los holdouts

En nombre de Daniel Scioli, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, sugirió el viernes pasado ante el Consejo de las Américas, en Nueva York, acordar en el corto plazo con los holdouts y reconstruir la confianza de las estadísticas oficiales. Su intervención generó un tembladeral en el kirchnerismo, desde donde se comparó su discurso con el del candidato opositor Mauricio Macri.

"No deja de ser la visión de un gobernador de la Argentina. No representa al Gobierno esa visión ni al nuevo gobierno, que todavía no se conformó", dijo ayer el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Y se diferenció de Urtubey con una comparación que estuvo cargada de ironía, bien a su estilo: "Expresa más o menos lo mismo que Macri. Lo que estaría es abriendo la puerta de una demanda colectiva de casi un producto bruto interno, que rompería a la Argentina definitivamente".

El cruce de Fernández generó la reacción del ministro de Economía, Axel Kicillof, que intentó poner paños fríos a la disputa retórica. "Yo sé que Urtubey no es Macri. Creo que la idea de pagar todo en efectivo es una idea de Pro, que es una idea de ir y entregar todo a los buitres. Creo que ésa no es la idea del gobernador de Salta", señaló ayer Kicillof en diálogo con Radio Del Plata.En Nueva York, Urtubey habló con influyentes empresarios como si fuera un dirigente de la oposición. A sus definiciones sobre el pago a los fondos buitre y las estadísticas del Indec, el gobernador sumó críticas por la situación energética del país y advirtió sobre "deficiencias" en la infraestructura.

La réplica kirchnerista fue inmediata, el sábado pasado, con Aníbal Fernández como vocero y con la venia de Cristina Kirchner. Ayer, el jefe de Gabinete reforzó sus reproches hacia el gobernador salteño e insistió en la comparación con el líder de Pro y candidato presidencial del frente opositor Cambiemos.

Después de ser el blanco de las críticas oficialistas, Urtubey avivó ayer la polémica con una frase que alimentó la especulación sobre su verdadero destinatario. "A mí me dejaron de retar cuando comencé a trabajar, a los 17 años", contestó Urtubey en Radio Mitre al ser consultado sobre si recibía retos de la Presidenta.

El gobernador salteño, además, mantuvo su postura sobre los holdouts. Y tomó distancia del estilo de Kicillof, como ya lo había hecho con Carlos Zannini.

"Tengo una forma de trabajo distinta, una mirada distinta [a Kicillof]", dijo Urtubey. Y agregó: "Creo que la Argentina debe empezar a tener una relación mucho más madura a nivel internacional que la que hoy tenemos. Es la opinión de alguien que cree que la Argentina tiene que crecer, que no puede pagar tasas de interés del 30 por ciento cuando Bolivia paga menos del 3".

Hace dos días, Urtubey había apuntado a Zannini, otro hombre fuerte del kirchnerismo. "No comparto el estilo de Zannini. Condujo un sector del Gobierno que siempre apoyó a mi rival en mi provincia", le enrostró al compañero de fórmula de Scioli. Urtubey, que tiene mandato en Salta hasta 2019, es barajado como canciller en un eventual gabinete sciolista. En ese rol habría ido a Nueva York.