Piedra OnLine

sábado, 17 de octubre de 2015

Perdió un ojo en el jardín por la agresión de un compañero

La madre del niño denunció a la escuela por abandono. La directora sostuvo que "no hubo negligencia".


NEUQUÉN (AN).- Un nene de cinco años perdió un ojo después de sufrir una agresión en el Jardín 28 del barrio Provincias Unidas. Estaban dibujando y de manera inesperada un compañero, de su misma edad, le clavó un lápiz. La madre denunció abandono por parte de la institución, mientras que desde la Dirección de nivel aseguraron que no hubo negligencia.

Sabrina Lencina, mamá del pequeño, decidió contar lo sucedido porque quiere justicia para su hijo. El accidente ocurrió el 10 de agosto cerca de las 11.

Según lo que le explicaron las maestras había un grupo de 9 niños dibujando, con normalidad, cuando repentinamente uno le clavó un lápiz a su hijo.

La directora de nivel inicial, Mónica Bellido, indicó que en base a la investigación que realizaron no había ocurrido ninguna pelea ni situación de agresión previa que permitiera a las docentes prevenir la agresión, o al mismo niño cubrirse o correr la cara. "No hubo negligencia", afirmó a "Río Negro".

Lo atendieron primero en el hospital Castro Rendón y el mismo día de la agresión fue operado. Debido a la gravedad del caso fue derivado a Buenos Aires donde lo intervinieron quirúrgicamente dos veces más.Aunque realizaron los máximos esfuerzos los médicos no pudieron salvarle el ojo derecho al niño.

"Quiero que se haga Justicia únicamente, que escuchen a sus hijos, que el jardín me de respuestas, porque no me las da. Yo ya había planteado esta situación: que mi nene era agredido, que lo molestaban, que lo golpeaban, hablé con la seño, pero no me escucharon", sostuvo Lencina.

Aseguró que hacía cuatro meses que había planteado las quejas al jardín del barrio Provincias Unidas.

Bellido sostuvo que en base a la documentación que recabaron pudieron advertir que en la sala había cinco niños que jugaban de manera permanente y que en esos juegos a veces surgían peleas típicas de la niñez.

"Dentro de ese grupo estaban estos dos niños en cuestión. No queremos estigmatizar a nadie. La Dirección estaba haciendo un seguimiento de la sala. Pero lamentablemente esto no se pudo prevenir, no hubo anticipación posible, porque fue una acción repentina", sostuvo la directora.

Remarcó que el niño que cometió al agresión volvió al aula y que esperan que también lo haga el pequeño lastimado. "Respetamos lo que desee y decida la familia", aclaró Bellido.

Lencina comentó que tomarán las acciones legales que correspondan y que irán también contra el seguro de la institución educativa.