Piedra OnLine

sábado, 24 de octubre de 2015

Petroleros enfría el clima de interna sindical

El trabajador que le disparó a un compañero fue liberado porque no tiene antecedentes. El gremio insiste en desvincular el hecho con la disputa por la sucesión de Guillermo Pereyra. Testigos dijeron que la agresión fue consecuencia de una discusión por esta puja.

NEUQUÉN (AN).- El trabajador petrolero que le disparó a un compañero, en el marco de una presunta diferencia gremial, fue liberado al no contar con antecedentes judiciales.

Desde el sindicato insistieron en despegar el hecho de una interna gremial producto de la renovación de autoridades que está en marcha: "Nada tiene que ver con inexistentes internas gremiales", se informó desde el sindicato que conduce Guillermo Pereyra.

El fiscal Andrés Azar confirmó que Norberto Galeano (35), identificado como el autor del disparo contra Miguel Enoch, está siendo investigado por el delito de "lesiones graves". Sin embargo sobre el contenido de la disputa que llevó al enfrentamiento no se expresó. El jueves había confirmado que testigos presenciales adjudicaron lo ocurrido a una discusión de carácter sindical.

Según pudo reconstruir "Río Negro", ambos operarios, afiliados al Sindicato de Petróleo y Gas Privado, se citaron en la base del yacimiento Desfiladero Bayo (YPF) y, tras un enfrentamiento verbal, el contrapunto pasó a insultos y luego a golpes de puño. Pero todo terminó cuando Galeano sacó un arma de entre sus ropas y le disparó en una pierna a Enoch. Según relataron, el agredido buscaba el apoyo de sus compañeros para acompañar una línea interna del sindicato.

Fuentes sindicales aseguraron que tanto el agresor como el lesionado tienen participación en la organización, pero no registran antecedentes de violencia.

Por su parte, el también senador Pereyra desmintió que el hecho esté vinculado a alguna interna sindical.

Versión gremial

A través de un comunicado insistió en que "no existen internas de ningún tipo dentro de la organización gremial". En la misma nota destacó la postura del jefe comunal de Rincón de los Sauces, Marcelo Rucci, quien aseguró no estar vinculado a lo ocurrido.

Las versiones de una interna dentro del sindicato se intensificaron con el anuncio de la salida de Pereyra y la nominación de Ricardo Astrada para sucederlo. Uno de los relatos menciona la intervención de sectores del partido provincial que buscarían volcar su apoyo hacia el jefe comunal de Rincón de los Sauces, Marcelo Rucci.

El gremio que conduce Pereyra, un hombre del MPN, es codiciado por su poder de influencia en la política y en el sector de la industria petrolera. Tiene unos 24.000 afiliados sumando los padrones de Neuquén, Río Negro y La Pampa.