Piedra OnLine

martes, 24 de noviembre de 2015

Autoridad nuclear deberá informar por el uranio

La senadora Odarda pedirá precisiones por el proceso de enriquecimiento que se realiza en la región y cómo será el transporte para su conversión.

Las tareas que se realizan en la planta de enriquecimiento de uranio de Pilcaniyeu vuelven a la agenda pública con un pedido de informes que la senadora Magdalena Odarda elevó a la Autoridad Regulatoria Nuclear para conocer precisiones de las tareas y de la seguridad para transportar el material.

En 2010 un pedido de ampliación de la toma de agua en el complejo tecnológico Pilcaniyeu que depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica generó polémica ante la falta de datos respecto de qué operatorias se realizarían en el lugar. Pasaron varios años y en el verano pasado finalmente se realizó una audiencia pública donde se informó la reactivación del enriquecimiento de uranio y se presentó un estudio ambiental que fue aprobado por provincia que en julio dio el aval para las tareas.

La operatoria que se realiza en la planta de Pilcaniyeu tiene la objeción de organizaciones ambientalistas por la afectación que podría ocasionar al recurso de agua.

Ahora la senadora Odarda pidió que la autoridad nuclear informe "cuáles son los planes para prevenir riesgos, cómo se llevará a cabo el transporte desde Rio Negro hasta Córdoba o Formosa para su conversión en dióxido de uranio, qué planes existen para la eliminación de productos radiactivos de desecho de estos procesos (uranio empobrecido, desechos contaminados con material radiactivo, y otros..)".

Odarda planteó conocer detalles acerca del transporte de sustancias químicas y radiactivas peligrosas relacionadas con la provisión de combustible nuclear a las plantas Atucha y Embalse, así como también relacionadas a la minería y el material nuclear para exportación.

La senadora reclamó premisas claras en materia de seguridad para el manejo de este material por "las graves consecuencias que estos elementos tienen en la salud de las personas y los riesgos presentes al momento de su extracción y traslado".

Recordó la senadora que la autoridad regulatoria "debe aplicar un régimen regulatorio para todas las actividades nucleares en nuestro país, con el fin de, entre otros puntos de sostener un nivel apropiado de protección de las personas contra los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes. Mantener un grado razonable de seguridad radiológica y nuclear en las actividades nucleares desarrolladas en la República Argentina".