Piedra OnLine

domingo, 8 de noviembre de 2015

Combustibles más baratos, billetera más gorda

Por Poberto Aguirre robertoaguirre@rionegro.com.ar


NEUQUÉN (AN).- La baja en el precio de los combustibles aprobada por ley permitirá que las familias de Neuquén y Río Negro ahorren 150 millones de pesos al mes. Los 70 millones de litros de nafta y gasoil que se consumen cada 30 días en las bocas minoristas –según estadísticas oficiales– sufrirán una rebaja de entre el 13 y el 25% aproximadamente, una vez que la norma se ponga en práctica.

Si bien los precios oscilan dependiendo de la bandera y de la localidad, se calcula que el valor del combustible en ambas provincias será similar a las que ya gozan de los beneficios impositivos, ubicadas debajo del paralelo 42. De este modo, el litro de gasoil caerá entre 1,4 y 1,6 pesos, mientras el de nafta se reducirá entre 2,5 y 2,8 pesos, según se trate de la variedad súper o premium.

Si se toma como referencia un consumo de nafta estándar para una ciudad, el ahorro para una familia tipo podría superar los 300 pesos por mes. Eso es lo que dejarán de pagar aquellos que carguen tres tanques de combustible de 40 litros.

La ley que exime a Neuquén y Río Negro del pago del ITC, un impuesto que, como el IVA, se traslada de un sector a otro hasta llegar al surtidor, ya está aprobada y en vigencia. Si bien su implementación no requiere de mayores trámites, habrá que esperar a que el gobierno nacional haga efectiva la exención para que los estacioneros cambien los números en las pizarras. Al ser una modificación de una norma que ya está vigente, tampoco requeriría de una reglamentación, explicaron fuentes empresarias a este medio.


La rebaja será un alivio para el bolsillo de los asalariados y tendrá un impacto en el sector comercial, ya que seguramente ese ahorro se destinará al consumo de otros bienes.

Pero la realidad es algo distinta en Neuquén y Río Negro. En la primera provincia, el nuevo precio liberará una masa de 70 millones de pesos al mes. Alrededor del 60% de ese dinero lo explica la venta de nafta.

En Río Negro, en cambio, es mucho algo más alta la incidencia del gasoil, aún en bocas de expendio minorista. Esto se explica por la demanda de la fruticultura, que utiliza este tipo de combustible. En esta provincia, el despacho es mayor que en Neuquén y así lo será también el ahorro, que rondará los 77 millones de pesos.