Piedra OnLine

domingo, 3 de enero de 2016

Dijo Pechi Quiroga: "El gobierno anterior no tenía tipos normales"

Por Mario Rojas mariorojas@rionegro.com.ar


NEUQUÉN (AN).- Cuenta que cuando se lanzó el Plan Más Cerca de obras nacionales en los municipios llamó por teléfono porque pensaba que se había traspapelado la invitación para Neuquén, pero le dijeron que no, que expresamente no estaba invitado. Eso pasó durante ocho años y ahora en pocos días al intendente Horacio Quiroga lo recibieron cuatro ministros en una sola jornada.

"El gobierno anterior no tenía tipos normales, ahora me encontré con tipos normales", resume.

Quiroga puso la relación con Ramón Rioseco en una campana porque advirtió que éste puede caer en lo que denostó férreamente: el populismo.

–¿Le pasan factura del Pro nacional porque Macri perdió en Neuquén?

–No. Estamos frente a un presidente que tiene una visión distinta de la función pública de la que tiene el populismo de la política, de la demagogia y hacer de la política un acto mágico. Se va a convertir en un líder latinoamericano. La cuna del populismo ha sido la Argentina a partir del peronismo que destruyó el país de la Generación del 80. En el medio hubo transformaciones con Hipólito Yrigoyen y Marcelo De Alvear. Un peronismo que empezó levantando esas banderas pero después se tentó en el hedonismo, el mayor placer con el menor esfuerzo, y tiró por la borda el diseño del país que hoy nos permitiría estar dentro de las primeras naciones del mundo. Macri rompió una creencia de que únicamente podía gobernar el peronismo. Si yo creyera que voy a tener más acceso porque lo apoyé, lo que estoy haciendo es la vieja política; el kirchnerismo ha dejado algunas bacterias dando vueltas.

–¿Vamos a volver a la política liberal impulsada durante los 90?

–Ha sido un error de la política de comunicación del peronismo. Cuando estaba Menem se podía ser peronista y privatista, cuando vino Kirchner había que ser peronista y estatizando. Es más se podía ser peronista siguiendo a la Triple A y ser peronista llevando adelante una lucha armada como lo hicieron los Montoneros. El peronismo resiste todo. En la Argentina, lo único que hubo de liberalismo es cuando Juan Bautista Alberdi implementó una Constitución liberal donde decía que iba a crecer de la mano de la libre empresa, la inversión y el capital privado. En los 90 hubo menemismo donde se cambiaron monopolios públicos por privados en los servicios y se malvendió el patrimonio. El peronismo es una máquina de embarazarse y desembarazarse, abortan y paren cuando se les da la gana. En cualquiera de sus versiones ha sido un régimen asfixiante, paternalista, que pretende pensar por los ciudadanos. En los 90 hubo peronismo, de hecho todos los peronistas se reinventaron. Que se hagan cargos de sus engendros.