Piedra OnLine

domingo, 10 de enero de 2016

Masiva protesta en Kosovo contra autonomía de serbios

Decenas de miles de personas han participado este sábado en una manifestación en Kosovo para protestar por las políticas del Gobierno.


Los indignados, han insistido en la dimisión del primer ministro del país, Isa Mustafá, y también en celebrar la convocatoria de elecciones parlamentarias prematuras.

Durante la marcha, han lanzado piedras y cócteles molotov contra la sede del Gobierno para expresar su desacuerdo con las negociaciones del Gobierno con Serbia para establecer una comunidad de municipios poblada por serbios en el norte de Kosovo, cuya población está formada mayoritariamente por albaneses étnicos.

Los opositores creen que la medida, auspiciada por la Unión Europea (UE), otorga más competencias a esa minoría.

De la misma manera, han exhortado que se detenga la demarcación de las fronteras de su patria con Montenegro ya que a su juicio la iniciativa provoca la reducción del territorio kosovar.

La marcha, convocada por la oposición nacionalista, ha terminado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridadcuando ellos recurrieron a gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a los manifestantes. Los medios locales confirman que en los disturbios diversas personas, entre ellas diez agentes policiales, han resultado heridas y que dos vehículos blindados han sido incendiados.

El pasado octubre, diputados de la oposición nacionalista lanzaron gases lacrimógenos en el interior del Parlamento de Kosovo, para impedir que se celebrase una sesión, en protesta por los acuerdos de normalización de relaciones con Serbia.

La antigua provincia serbia de Kosovo proclamó en 2008 la independencia, pero Serbia y otros países no la reconocen. Kosovo y Serbia estaban en guerra desde 1998 a 1999, que terminó después de que las fuerzas armadas serbias se retiraron del territorio.

Las fuerzas serbias, bajo el mando del expresidente yugoslavo Slobodan Milosevic, libraron una violenta represión contra separatistas albaneses de Kosovo. El conflicto de Kosovo dejó unas 13.000 personas muertas, la mayoría de origen albanés.

msm/ktg/nal