Piedra OnLine

martes, 16 de febrero de 2016

Denuncian más de 5000 despidos por freno de obras en termoeléctricas

por ELIZABETH PEGER epeger@cronista.com

Alrededor de 5000 obreros de la construcción podrían perder su empleo en los próximos días por efecto de la paralización en la ejecución de obras en las termonucleares Atucha I y II y diversos proyectos de infraestructura energética debido a la falta de pago por parte del Ejecutivo nacional, según denunciaron ayer desde las empresas y el gremio e la actividad.


Solo en el caso del parate de las obras en la central nuclear Atucha II están en riesgo 2.200 puestos de trabajo. Así lo denunció el secretario general de la seccional Zárate de la Uocra, Luis González, quien indicó que esos trabajadores no cobraron sus salarios de enero y podrían ser despedidos por la empresa concesionaria en las próximas horas.

Se trata de operarios de la empresa Vialco SA –controlada por el grupo cordobés Electroingeniería– que desde noviembre no recibe los fondos comprometidos del Gobierno nacional y ahora discontinuó el pago de quincenas al personal. Frente a esa situación, el gremio se declaró el viernes en estado de alerta permanente y aguarda con expectativa el resultado del encuentro que hoy mantendrán con autoridades del Ministerio de Trabajo para intentar resolver la situación.

El conflicto forzó la intervención del intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, quien en las últimas horas mantuvo contactos con funcionarios de la Secretaría de Energía para activar una negociación que posibilite la continuidad de las obras tanto en Atucha II como en la central Atucha I. Sin embargo, según fuentes del sector, los fondos para la continuidad de ambas obras como para la ejecución de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernik, en la provincia de Santa Cruz, no fueron garantizados por las autoridades del área que depende del Ministerio de Energía, que conduce José Aranguren.
Sin la garantía de pago de las certificaciones de obra, las empresas vinculadas a los emprendimientos termonucleares anticiparon que paralizarán los proyectos en marcha, afectando los puestos de trabajo de 5 mil trabajadores, señalaron desde el sector. Por ello, directivos de la Cámara de la Construcción (Camarco) y de la conducción nacional de la Uocra, que lidera Gerardo Martínez, se reunirán en los próximos días con el propósito de analizar acciones conjuntas destinadas a reclamar al Gobierno que destrabe el pago de las deudas con las empresas de la actividad y garantice la estabilidad laboral de los obreros del sector.

El conflicto no es menor: el Estado pisó los pagos a contratistas de obras públicas y 30.000 obreros de la construcción perdieron sus trabajos entre noviembre y diciembre, según datos de la Camarco anticipados por El Cronista.