Piedra OnLine

sábado, 20 de febrero de 2016

El fondo fiduciario de Vaca Muerta genera más roces entre diputados

NEUQUÉN (AN).- El diputado Claudio Domínguez (MPN) resaltó que la creación de un fondo fiduciario con las tierras de Vaca Muerta "echa por tierra todas las especulaciones" y atribuyó a que "se comenzaron a tocar bolsillos de clientes de Mariano Mansilla y amigos de (Ramón) Rioseco" y a algunos municipios que quieren ampliar su ejido.

Indicó que la Fiduciaria Neuquina fue creada por ley y que el decreto 2400 de las tierras de los departamentos Pehuenche y Añelo establece que son "inembargables, imprescriptibles y le queda prohibido venderlas" al tiempo que valoró que "se asignen mayores recursos al área Educación".

Aseguró que en el decreto están protegidos los derechos de los terceros y que "es mentira" lo que dicen el diputado de UNE y el parlamentario del Mercosur sobre crianceros y comunidades.

En diálogo con "Río Negro" afirmó que la Fiduciaria es estatal "y rinde cuentas al Tribunal de Cuentas y a la Legislatura y lo hace todos los años" y atacó: "los negocios oscuros los tienen ellos, todos sabemos que Mansilla tiene más de 50.000 trámites administrativos y unos 2.000 juicios penales, y la mayoría son contra el Estado".

Criticó duramente a su par de Une quien había advertido con cuestionar judicialmente el decreto de Jorge Sapag. "Hizo que se cambiara la ley de amparos por mora porque se llenó de dinero, Mansilla es rico gracias a lucrar con el Estado, se está disfrazando de justiciero cuando en realidad es una persona ambiciosa por el dinero y por el poder, de justiciero no tiene nada". Lo acusó de inventar causas "para tratar de sacar dinero del Estado" e indicó que le llamaba la atención que junto a Rioseco cuestionen que se destinen fondos a la Educación más que "tocar intereses de sus socios, amigos y clientes".
El decreto "protege de especuladores que lo único que quieren es cobrar servidumbre por tierra de dominio público y con eso extorsionan a los inversores" y aclaró que "el que es dueño está protegido, como así también los municipios, no toca ningún ejido urbano, incluyendo a los parques industriales".

Al ser consultado sobre la necesidad de recurrir a la figura del fiduciario aclaró que los fondos derivados del cobro de canon o servidumbre se destinarán a una actividad específica y no a sueldos.