Piedra OnLine

lunes, 1 de febrero de 2016

Tu móvil Android te espía sin que lo sepas

De nada sirve saber gestionar los permisos de las aplicaciones en Android si, después, resulta que las aplicaciones más famosas de Android acceden permanentemente a la información del móvil. Incluso aunque se estén ejecutando en segundo plano.

Tal y como ha revelado un estudio llevado a cabo por laUniversidad de Columbia Británica, en colaboración con laUniversidad de California de Berkeley, los usuarios deAndroid desearían rechazar al menos una tercera parte de todos los permisos de las aplicaciones que instalan en sus móviles.

Especialmente, cuando descubren la cantidad de información que las aplicaciones de su móvil están descargando a cada segundo. Y, a excepción de la gestión de permisos de Android 6.0 Marshmallow, administrar la privacidad de la información expuesta a las aplicaciones no resulta precisamente sencillo en Android.

ero, quizás lo más preocupante de este estudio se desprende en los resultados de lospermisos en Android que las aplicaciones solicitan a lo largo de un uso cotidiano.


De los 27 millones de solicitudes de permisos que se registraron en este estudio, el 75% de los permisos se ejecutaron en segundo plano, sin que el usuario fuera consciente de su actividad. Esto quiere decir que las aplicaciones accedían a la información del móvil mientras, por ejemplo, la pantalla estaba apagada.

Y las cifras de los permisos que estas aplicaciones ejecutan son para echarse las manos a la cabeza. De media, las aplicaciones realizaban más de 6.000 solicitudes de permisos al día solamente para conocer la localización del usuario. El permiso más utilizado, el que permite conocer si el usuario está conectado a una red de Internet, se llegó a repetir en más de 30.000 ocasiones al día (es decir, una vez cada tres segundos).

La encriptación de los móviles preocupa al Gobierno

Básicamente, lo que se desprende de este estudio es que los usuarios de Android deben ser conscientes de que algunas aplicaciones abiertas en segundo plano acceden a los mismos-o incluso más- permisos que una aplicación que se esté utilizando en la pantalla.

Aunque no estés utilizando Facebook, la aplicación sabe en todo momento dónde estás, así como también puede conocer la red WiFi a la que estás conectado o el último mensaje que has recibido en el móvil. Y da igual que tengas la aplicación abierta o que tengas la pantalla apagada; la app está constantemente accediendo a la información.

Por otra parte, este estudio también evidencia que los usuarios se han acostumbrado en exceso a pulsar sobre el "Sí" cada vez que reciben un aviso de un permiso en su móvil. Por ello, se preguntan los responsables de la investigación, "¿cómo otorgamos al consumidor el control sobre las cosas que realmente le deberían importar sin saturar con ello al usuario?".

[Fuente: PDF]