Piedra OnLine

viernes, 25 de marzo de 2016

Conocé Umoja, la aldea donde los hombres están terminantemente prohibidos

Esta comunidad fue creada en 1990 por Rebecca Lolosoli a 380 km. de distancia de Nairobi, la capital de Kenia. En la actualidad está poblada por 47 mujeres y 200 niños que escaparon de la violencia en una sociedad machista y patriarcal. 

Rebecca Lolosoli tenía 18 años cuando su padre arregló su matrimonio a cambio de 17 vacas. No fue sorpresivo para ella, porque desde pequeña supo que las mujeres en Kenia no podían ejercer los mismos derechos que los hombres. Su papá, por ejemplo, era polígamo y tenía tres esposas. Pero eso fue algo que Rebecca nunca pudo naturalizar y siendo adulta se plantó frente a su pueblo y denunció las violaciones que ejercían los soldados británicos locales. A cambio no recibió una cachetada, sino que cuatro individuos la golpearon brutalmente hasta dejarla hospitalizada.

Nadie la protegió al salir y ella decidió dejar todo para fundar Umoja, una aldea destinada a mujeres que querían escapar de la violencia, los matrimonios concertados, la mutilación y los abusos sexuales. En el momento de su creación en 1990 eran 15 personas, pero con el tiempo la comunidad fue ganando más adeptas y en la actualidad conviven 47 adultas y 200 niños.

Para solventarse, al principio vendían harina de maíz y azúcar. Pero como no tuvieron éxito cambiaron la forma de generar ingresos y crearon un campamento para turistas con una entrada económica en donde además comercializan a los visitantes joyas realizadas por ellas mismas.


Se preguntarán de dónde salen los niños si en la aldea no hay hombres. Un vecino de la comunidad contó al diario The Guardian y reveló que las mujeres viajan a pueblos vecinos, donde tiene encuentros sexuales. Igualmente las aldeanas confesaron que, aunque a veces están con varones, no volverían a vivir con ellos.