Piedra OnLine

viernes, 4 de marzo de 2016

Pereyra asegura que la petrolera estatal va por despidos

Según el titular del sindicato de Petroleros privados se buscaría "un desgaste de la gente y que renuncie y se vaya por cuenta de ellos. La idea es una baja aproximadamente de 2.000 trabajadores".
Por Guillermo Pereyra Petroleros Privados

NEUQUÉN (AN).- El senador y titular del sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, le envió un duro mensaje a la administración de YPF y aseguró que "incumple" el acuerdo firmado para el sostenimiento de la actividad. Si bien reconoció que no hay despidos, aseguró que la petrolera nacional tendría un plan para recortar unos 2.000 trabajadores. Además anticipó un encuentro con las empresas locales para analizar su relación con la compañía.

Pereyra aseguró que el programa de suspensiones rotativas se encuentra funcionando y abarca a unos 1.700 trabajadores, pero agregó que el problema en cuestión es "la reubicación que se le tiene hacer a la gente". "Está faltando personal en los yacimientos y lo están cubriendo con gente propia de ellos violando el convenio colectivo de trabajo", dijo en declaraciones radiales.

Agregó que "el nivel de actividad está bajando a cero porque siguen bajando equipos" y apuntó que se buscaría "un desgaste de la gente y que renuncie y se vaya por cuenta de ellos. La idea es una baja aproximadamente de 2.000 trabajadores".
El sindicalista se refirió al reclamo de las operadoras para mejorar la productividad de los trabajadores y se preguntó si "no será la empresa YPF que no está demostrando mayor eficiencia". "Porque en un edificio central en Puerto Madero tienen 2.500 empleados, todo compromiso político que han tenido durante el kirchnerismo. Eso lo mantienen los compañeros trabajadores que están todos los días en campo rompiéndose el alma y le están pidiendo mayor eficiencia", señaló.

Anticipó que no se reunirá más con los directivos de la compañía porque, expresó, además de la "baja en la actividad" existe una "persecución hacia las empresas (pymes) locales, de amenazas, no pueden ajustar sus tarifas porque si no los amenazan con sacarles el contrato".

En este sentido informó que se reunirá con las cámaras que nuclean las firmas de la región para analizar esta situación y junto a las autoridades provinciales iniciar medidas.