Piedra OnLine

domingo, 6 de marzo de 2016

Se atrasan las obras del puente de La Rinconada

El motivo es la mejora de los tramos de acceso. Los trabajos ya tienen una demora de ocho meses.


JUNÍN Y SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- La construcción del nuevo puente de La Rinconada sobre el río Collón Cura, que reemplazará al histórico y actual de una sola mano, está otra vez demorada a la espera de cumplir con trámites burocráticos y asegurar financiamiento, un periplo de idas y vueltas que se repite desde hace 20 años.

El propio gobernador Omar Gutiérrez mencionó esta obra con fondos federales en su último discurso de apertura de sesiones legislativas, al asegurar su continuidad entre los trabajos de "tres puentes emblemáticos de la provincia": la tercera alternativa sobre el río Neuquén, el del Curi Leuvú y el del Collón Cura en La Rinconada.

El caso es que las obras en Rinconada siguen de momento demoradas. Durante varios años seguidos se anunció su inclusión en el presupuesto de la Nación, sin concretarse en los hechos. Luego se hizo una primera licitación que se declaró desierta, hasta que se adjudicó en 2009 a la empresa Juan M. Lavigne y Cía. SA.

Pero más tarde se produjo un entredicho por las tierras lindantes de propiedad privada, que derivó en un largo proceso de negociación y expropiación, durante el último tramo del gobierno kirchnerista.

Entre tanto la contratista advirtió la necesidad de un imprescindible cambio del proyecto para mejorar los accesos al nuevo puente, que estará a unos 70 metros de su actual emplazamiento.

La modificación reorienta la traza para hacer más seguros los ingresos respecto del "dibujo" inicial, a la vez que demanda algunos cambios estructurales.

Esas adecuaciones obligaron a reelaborar los términos del proyecto y su contrato, procedimiento que se inició hace ocho meses en Vialidad Nacional y aún no concluye, según fuentes consultadas por este diario.

En verdad la contratista está realizando trabajos a ritmo lento en otros aspectos del puente, a la espera de contar con el acuerdo definitivo sobre los cambios y poder completar de ese modo las certificaciones, se indicó.

El puente tiene unos 270 metros de extensión y se estima que para completar los trabajos habrá que invertir entre 90 y 100 millones de pesos.

Cuando esté concluido el nuevo puente terminará por cerrar el circuito regional de la renovada Ruta Nacional 40, que el pasado año tuvo su momento culminante con la inauguración del último tramo de pavimento entre Villa la Angostura y San Martín de los Andes, por el mundialmente famoso "Camino de Siete Lagos".

Conviene recordar que esta porción de la Ruta Nacional 40, que va de Villa La Angostura a San Martín de los Andes y desde allí a Junín de los Andes, era antiguamente la Ruta Nacional 234, cuya progresiva de kilómetros iba en sentido inverso.

Por pedido de las localidades de la zona, en 2012 se cambió el recorrido y la identificación de la traza, para integrarla al circuito turístico nacional de la Ruta 40.

La 234 se transformó en el tramo que antes surcaba la 40, entre Rinconada y el cruce con la 237.