Piedra OnLine

sábado, 23 de abril de 2016

El gremio de Moyano bloqueó Ezeiza para incorporar afiliados

Reclama la representación de 220 empleados de una empresa de catering; desconoce un fallo de la Corte

Como aliado del kirchnerismo y gracias a una reforma estatutaria convalidada en 2003 por el Ministerio de Trabajo, Hugo Moyano logró multiplicar sus adherentes hasta convertir a su sindicato en uno de los más poderosos del país. La ex viceministra laboral Noemí Rial definió por entonces al jefe de los camioneros como un "Pac-man", por el modo compulsivo de quitarles afiliados a otros gremios.

A partir de 2012, cuando Moyano oficializó su ruptura con Cristina Kirchner, el Ministerio de Trabajo dejó de avalar la estrategia del camionero y así se abrió una saga de conflictos por encuadramiento que todavía hoy persisten. Uno de ellos, es el de Gate Gourmet, una empresa de catering que aprovisiona a los aviones.

En marzo de 2010, la compañía y el sindicato habían acordado "la libre elección de delegados sindicales, el pago de deudas salariales y el reencuadramiento del personal en el convenio de los camioneros", según informó el número dos del gremio, Pablo Moyano. Así, camioneros avanzó en la representación de unos 220 empleados que pertenecían al Sindicato Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA), que conduce Rodolfo Daer, un histórico rival.
Hace tres años, por gestiones del ex presidente de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde, los 220 trabajadores tuvieron que amoldarse nuevamente a la reglamentación que establecía el gremio de la Alimentación. Según Pablo Moyano, por este cambio, percibirían ahora un salario un 30% menor que el que se les pagaba cuando estaban bajo el convenio de los camioneros.

Ayer, los trabajadores reclamaron junto con los camioneros a metros de los hangares de Ezeiza. Hasta quemaron una montaña de cajones de madera en las narices de decenas de efectivos de seguridad. Hubo mucha tensión durante varias horas. A la noche intervino el juzgado federal de Lomas de Zamora y se levantó el piquete.

"Que a Macri no se le ocurra reprimir porque puede pasar cualquier cosa", advirtió Pablo Moyano en diálogo con LA NACION. Y blanqueó cuál será la estrategia del sindicato: "Vamos a empezar a recuperar todos los afiliados que nos sacaron cuando se rompió el acuerdo con el kirchnerismo".

Hay otros conflictos similares al de Gate Gourmet, pero con otros gremios. Dos ejemplos: con Comercio, por los trabajadores de Maxiconsumo, y con el Sindicato de Tintoreros, por el encuadre de los trabajadores de los lavaderos.

Por el caso de Gate Gourmet ya había intervenido la Justicia. Primero, la Cámara de Apelaciones del Trabajo favoreció a los camioneros por el encuadre de los empleados. Pero en agosto de 2014, la Corte Suprema cortó la disputa: falló en favor del gremio de la alimentación y confirmó que es nulo el acuerdo que la empresa de catering había celebrado con el gremio de los camioneros. Con su resolución, el alto tribunal, que preside Ricardo Lorenzetti, puso en tela de juicio la estrategia que, desde hace años, vino desarrollando Moyano para ampliar el número de afiliados de su sindicato.

Anoche, Gate Gourmet emitió un comunicado y advirtió que no permitirá acciones ilegales que atenten contra su voluntad de trabajo y la seguridad de sus empleados. Y justificó la intervención del juzgado y de los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Por el conflicto, hubo demoras en los vuelos y algunos de los que partieron lo hicieron sin servicio de catering, aunque a la noche ya se había normalizado.

El tono de la disputa entre el gremio de Moyano y la Casa Rosada escala cuando faltan seis días para la protesta que las cinco centrales obreras activarán por los despidos, la inflación y el impuesto a las ganancias. La unidad sindical será algo inédito y en el Gobierno comenzaron a preocuparse por la escalada de la conflictividad.

CGT: detalles del acto del 29

Con representantes de las cinco centrales obreras, se acordaron ayer detalles de lo que será la movilización de protesta del viernes próximo. El escenario se montará sobre Paseo Colón, en la esquina con Independencia. Habrá cinco oradores: Hugo Moyano, Antonio Caló, Luis Barrionuevo, Pablo Micheli y Hugo Yasky. Los cinco referentes se reunirán el martes.