Piedra OnLine

jueves, 7 de abril de 2016

Gloria pasa sus días y noches debajo del puente Cipolletti - Neuquén

CIPOLLETTI (AC).- Desde el 8 de marzo, Gloria Meriño pasa sus días y noches a la intemperie, bajo el puente carretero que une Cipolletti con Neuquén en el ingreso a los barrios Costa Sur y Costa Norte. Allí tiene sus pocas pertenencias: una cama, un colchón, prendas de vestir y un ropero. 

La mujer de 40 años sólo cuenta con la compañía de su pequeña perrita Camila. "Antes vivía en Neuquén, en un alquiler que pagaba Desarrollo Social, pero desde marzo estoy en la calle. No tengo en donde bañarme ni donde conseguir agua caliente", se lamentó ayer la mujer.

Apenas los vecinos detectaron la situación de Gloria llamaron al 109 para que la puedan asistir. Así, se trasladó su problemática a Marta Seguel, titular de Desarrollo Humano y Familia quien junto a profesionales del área realizaron gestiones para conocer su historia y poder asistirla.

Según el relato de Gloria, tuvo que dejar el lugar donde estaba porque desde Desarrollo Social de Neuquén se demoraron en el pago del alquiler y el 8 de marzo "el Día de la Mujer" con ayuda de una conocida tuvo que trasladar sus pertenencias a otro lugar. "Primero estuve en la Caminera y después me vine para acá", recordó Gloria junto a su mascota. "Me van a seguir pagando el alquiler, la plata está pero no hay lugar, no se consigue", comentó.

Seguel explicó que conocieron la situación de la mujer el 26 de marzo por un llamado de los vecinos. "Nos avisaron que había una persona bajo un sauce frente al Centro de Atención Primaria del barrio. Después se trasladó debajo del puente", explicó. A partir de ese momento se acercaron a ella para conocer su historia pero tuvieron "mucha dificultad para obtener información", agregó. Autoridades neuquinas de Desarrollo Social dijeron que Gloria dispone de un alquiler mensual para vivir, que cobra una pensión y que ha permanecido en otros hogares de contención como Rayito de Sol.

"La referente de ella es Lorena Santos, de Desarrollo Social de la ciudad vecina. Nos comunicó que es una paciente de salud mental del hospital y estiman que ha dejado el tratamiento", explicó la funcionaria. Detalló que se comunicaron con sus familiares que viven en Roca y que por algunos días estuvo en un hospedaje de la ciudad pero por causas que desconocen decidió irse de ahí.

La urgencia del caso hizo que lo elevaran al Juzgado de Familia de Neuquén pero la respuesta que obtuvieron es que la situación de calle no se puede judicializar.