Piedra OnLine

domingo, 10 de abril de 2016

Gremios apuestan a una masiva protesta anti-despidos el 29

Superando diferencias, las principales centrales sindicales buscarán ese día mostrar unidad y fuerza contra algunos aspectos del plan económico: despidos, subas de tarifas y Ganancias. 


BUENOS AIRES (DyN) - El diputado nacional y sindicalista Omar Plaini adelantó ayer que las cinco centrales sindicales realizarán una "movilización multitudinaria" el 29 de abril, en rechazo de los despidos en los sectores público y privado, y dijo que ese punto "se antepone a todo" en la agenda del sector.

"Nuestro planteo es una agenda que ya tiene largo tiempo, y se han incorporado dos cuestiones: la emergencia ocupacional y la emergencia alimentaria", sostuvo Plaini, y destacó que los bloques opositores del Senado "se comprometieron a acompañar" el reclamo.

El legislador indicó que la "Mesa de Unidad" de la CGT, en la que confluyen las centrales Alsina, Azopardo y Azul y Blanca, resolvieron realizar una "movilización" el viernes 29 de abril, "en principio" al Ministerio de Trabajo.

Sin embargo, aclaró que "dada la magnitud" de la iniciativa, en virtud del acompañamiento de las dos centrales de la CTA, se analizaba si la marcha se llevaría a cabo "en otro lugar", tras lo cual apostó que "puede llegar a ser una movilización multitudinaria".

El "efecto dominó"

Sobre el rechazo a los despidos, que unificó a las cinco centrales sindicales, advirtió que "cuando el Estado empieza, generalmente produce un efecto dominó y el sector privado aprovecha y hace lo mismo".

"Esa es la gran preocupación que tiene el movimiento sindical", dijo, al subrayar: "El tema de los despidos se antepone a too lo demás".

El miércoles último, los jefes de las cinco centrales coincidieron en su reclamo al Senado la sanción de una ley de emergencia ocupacional, así como avanzar en un aumento de emergencia para jubilados, insistir con el cambio en el Impuesto a las Ganancias y denunciar los despidos.

Los secretarios generales cegetistas Hugo Moyano (Azopardo), Antonio Caló (Alsina) y Luis Barrionuevo (Azul y Blanco), como los de las dos CTA, Hugo Yasky (Trabajadores) y Pablo Micheli (Autónoma), plantearon sus demandas y dieron muestras de unidad en la acción ante los integrantes de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado.

En ese marco, Moyano alertó sobre "los despidos que se vienen produciendo en el país" y reclamó la sanción de "una ley de emergencia ocupacional", una reforma al Impuesto a las Ganancias, al que volvió a calificar como un gravamen "al trabajo", y "un aumento de emergencia para los jubilados".

A su turno, Yasky remarcó que para la fracción que conduce "el tema prioritario es el ocupacional porque, si no hay trabajo, todo los demás se cae", coincidió con Moyano en la ley de emergencia laboral y pidió "celeridad" en su aprobación.

En la misma línea, Micheli cuestionó que los reclamos sindicales no son escuchados por el Gobierno y pidió al Ejecutivo que convoque a "un Consejo económico o una mesa de diálogo", que Macri había "prometido".

En tanto, Caló insistió en que la ley reclamada "tiene que ser prioritaria" y "no puede esperar mucho tiempo", al advertir: "No sé si vamos a poder hablar de Impuesto a las Ganancias porque no habrá trabajadores que tengan que pagar ese impuesto".