Piedra OnLine

sábado, 30 de abril de 2016

Moquehue: sembrando piñones en helicóptero

Se busca repoblar el bosque de araucarias. El método permite llegar a lugares de difícil acceso.


NEUQUÉN (AN) .- Las araucarias están en la provincia desde tiempos remotos, pero en la actualidad las talas, plagas, construcción caminos y el negocio de la madera fueron algunos de los factores que las pusieron en riesgo de extinción. Por eso, esta semana, se decidió sembrar 200 hectáreas con 400 kilos de semilla que lanzaron en la zona de Moquehue con helicópteros.

Para concretar esta iniciativa se utilizaron piñones que fueron decomisados en los controles de fiscalización realizados en la zona de Moquehue a quienes los trasladaban sin la guía forestal que se requiere para su cosecha en los bosques.

Las araucarias son símbolo de Neuquén. Se creen que daban sombra a la Patagonia, incluso antes que los dinosaurios recorrieran estas tierras y luego fueron fuente de alimento de los pehuenches, que con los piñones hacían pan, vino y guisados. Hoy, esta actividad organizada por el Ministerio de Producción y Turismo busca repoblar los bosque con araucarias en zonas de difícil acceso, que resultaron afectadas por incendios u otras contingencias.


Uriel Mele, director de Recursos Forestales, explicó que la siembra se realizó "en dos zonas con laderas importantes donde hubo incendios años atrás, creemos que es una muy buena técnica aplicada para la recuperación de la araucaria, junto a otras como la siembra directa o la colocación de plantines". En este caso, la vía aérea fue muy útil para llegar a zonas del bosque de difícil acceso por otros medios.

Las dos aeronaves que se usaron pertenecen al Plan Nacional del Manejo del Fuego, quien colaboró en esta iniciativa.

Los bosques de araucaria crecen a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar. Su crecimiento es muy lento, pero puede alcanzar alturas de hasta 40 metros y no sería raro que algún pehuén que alimentó antiguos araucanos todavía esté en pie, porque puede vivir de 500 a 1.000 años. De acuerdo a estos antecedentes de la especie, se van a necesitar al menos dos años para una primera evaluación de los resultados.