Piedra OnLine

lunes, 18 de abril de 2016

Recortarían la producción de crudo por menos consumo de combustible

Hay sobreoferta de crudo debido a que cayó la refinación.
Es porque se consumen menos combustibles.


NEUQUÉN (AN).- En los últimos días comenzó a darse una curiosa situación que tiene preocupados a varios empresarios petroleros. Por primera vez en mucho tiempo, sobra crudo neuquino y se está agotando la capacidad de stock de las empresas, que en algunos casos podrían restringir la producción.

El Ministerio de Energía de la Nación sigue de cerca el tema y anunciará en los próximos algún tipo de intervención en el mercado, según confiaron fuentes de esa cartera a este medio.

La situación se generó por un complejo cóctel que va desde la economía hasta el clima. Según comentaron a "Río Negro" distintos empresarios del sector, la punta del iceberg es la caída de la demanda de combustibles, que hizo que las refinerías compren menos petróleo Medanito, el tipo de crudo liviano que produce Neuquén.

Esa caída de consumo se debe a la suba de precios que afecta a los surtidores, pero sobre todo al freno de la demanda de gasoil del agro, que se ve afectado por las inundaciones en el Litoral. El sector es el mayor consumidor de este tipo de combustible, que en esta época, temporada de cosecha, mueve el amperímetro de las refinerías.

A este panorama se le sumó la importación de crudo que autorizó el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Un primer cargamento de Nigeria ya llegó al país y pronto vendrá otro. Este crudo, de igual calidad que el neuquino pero más barato, colabora a la sobreoferta.

El tercer factor que alienta este cuadro es la delicada situación de Oil, la refinería de Cristóbal López, a la cual por falta de pago le cortaron varios contratos. A su vez, la refinería de Petrobras trabaja muy por debajo de su capacidad, a la espera de poder cerrar el acuerdo de venta de sus activos con Pampa Energía.

Tanques llenos

Según publicó El Inversor Online la principal terminal que almacena petróleo, ubicada en Bahía Blanca, está al límite de su capacidad. Los tanques, administrados por la firma Oiltanking están cerca de cubrir su cupo. Hasta allí llega buena parte del crudo que sale de Neuquén y también parte del que viene del Golfo San Jorge.

Si esa capacidad se completa, las operadoras no tendrán otra alternativa que reducir el caudal de crudo que sacan del subsuelo, ya que no existe otro mercado.

Es que no les conviene exportar, porque el barril internacional ronda los 40 dólares cuando en el mercado doméstico se comercializa por encima de los 65.

Desde una operadora nacional confirmaron a "Río Negro" que la situación es "preocupante", pero se mostraron esperanzados en que el gobierno tome alguna medida para incentivar la refinación de crudo.