Piedra OnLine

martes, 3 de mayo de 2016

La insólita respuesta de Aranguren a la suba de combustibles

El ministro consideró que si el usuario nota el precio alto "dejará de consumir".
Después de un mes de abril que arrancó con aumentos generalizados en servicios públicos y transporte, mayo empezó con un incremento del 10 por ciento en los combustibles -con impacto en los costos de producción de diferentes bienes- y de más del 40 por ciento en los cigarrillos, a lo que debe agregarse el impacto de lluvias e inundaciones en productos estacionales.

Ante el aumento en los combustibles, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, realizó unas sorpresivas declaraciones: “Si el consumidor considera que este nivel de precios es alto en comparación a otros gastos de su economía, dejará de consumir“. Tras lo cual puntualizó que aquellos que piensen que el costo no es tan alto continuará cargando.

Esas afirmaciones pueden ser ciertas en otro tipo de productos en los que la oferta es más variada o se puede sustituir con otras opciones. En el mercado de los combustibles esa alternativa no es posible.

En lo que va de año el precio de la nafta aumentó un 31%, el máximo desde el 2003. En una entrevista con varios medios,valoró que los incrementos a los combustibles se aplicaron en forma gradual, a diferencia del resto de subas: “6% en enero, 6% en marzo, 6% en abril y el 10% de antes de ayer. Ese es el esquema, en lugar de aplicar un 35% todo de una vez”, consignó.

A pesar de la suba gradual, no descartó que pueda registrarse un nuevo aumento en 2016.

La inflación de abril fue del 6,9 por ciento y la tasa anual trepó al 40,2 por ciento, de acuerdo a las mediciones publicadas esta semana por la consultora Elypsis. Si esos porcentajes se repitieran en la medición oficial que la Ciudad de Buenos Aires dará a conocer el 12 de mayo, la inflación de abril sería la más alta de los últimos catorce años y el primer cuatrimestre cerraría con un índice acumulado del 19,6 por ciento.

En consecuencia, el margen que resta para que la inflación de todo 2016 sea del 25 por ciento -como indica la pauta oficial- queda reducido a un promedio mensual del 0,55 por ciento entre mayo y diciembre.