Piedra OnLine

lunes, 6 de junio de 2016

Más de 2.000 estadounidenses figuran en los papeles de Panamá

MOSCÚ (Sputnik) — Al menos 2.400 norteamericanos recurrieron a los servicios de la firma de abogados Mossack Fonseca que opera en paraísos fiscales durante la última década, informó el periódico New York Times citando los llamados "papeles de Panamá".

A título de particulares estadounidenses se inscribieron al menos 2.800 compañías en paraísos fiscales de las Islas Vírgenes, las islas Seychelles y en Panamá.

El rotativo informa, citando a expertos en leyes impositivas, que los clientes norteamericanos de Mossack Fonseca también realizaron operaciones de ventas de inmuebles para redistribuir activos de sus empresas.

Según expresó el periódico sin aportar más detalles, las personas que figuran en los papeles de Panamá podrían haber violado las leyes en el pasado.

Los ciudadanos estadounidenses tienen permiso para transferir fondos al exterior, pero estas operaciones deben ser declaradas ante el Departamento del Tesoro.

Aunque muchos de los negocios firmados son legales, los mensajes de correo electrónico confidenciales, las copias de pasaporte, los listados de operaciones bancarias y los "nombres en clave de los clientes", demuestran que la compañía pudo haber ofrecido gran cantidad de servicios a sus clientes, destaca el periódico.

© AFP 2016/ TIMOTHY A. CLARY
Wall Street, Londres y los #panamapapers


Se estima que el presupuesto federal ha sufrido pérdidas de impuestos valoradas entre 40.000 y 70.000 millones de dólares debido al uso de paraísos fiscales.

Más de 11 millones de documentos de la firma de abogados Mossack Fonseca, con sede en Panamá y especializada en creación de empresas 'offshore', fueron filtrados al periódico alemán Süddeutsche Zeitung, que compartió la información en abril con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que agrupa a 107 empresas informativas de 78 países.

Los documentos revelarían cómo miles de gobernantes, políticos, empresarios y hasta artistas y deportistas habrían ocultado patrimonio en sociedades ubicadas en paraísos fiscales.