Piedra OnLine

domingo, 17 de julio de 2016

Desde el PJ piden la renuncia de Aranguren: ''Que se vaya a la casa"

"Ha sido una movilización importante", dijo José Luis Gioja, sobre las masivas protestas que se dieron el último jueves 14 de julio en todo el país. "Hay intranquilidad social", alertó el diputado y ex gobernador de San Juan. Además, el titular del Partido Justicialista pidió la salida del Ministro de Energía. "Que se vaya a su casa", reclamó.


El diputado y ex gobernador de San Juan dijo que el peronismo debe compatibilizar oposición y gobernabilidad, ante un clima de "intranquilidad social". En declaraciones a la prensa, José Luis Gioja evaluó el “ruidazo” que se realizó el jueves contra el aumento de las tarifas y dijo que fue "una movilización importante". "Me parece que hay que poner una oreja ahí, porque es una muestra de que hay intranquilidad social", agregó.

 "No es sólo las tarifas. Es también la inflación, el desempleo, la pobreza, no llegar a fin de mes. Son los problemas que plantea este ajuste económico hoy en la Argentina", amplió Gioja, en una entrevista realizada por Fernando Cibeira.

El titula del Partido Justicialita, en tanto, se refirió al Ministro de Energía, Juan José Aranguren. "Sería bueno que se vaya a su casa".

Parte de la entrevista:

–¿Y cómo evalúa la reacción de la clase política frente a eso? El miércoles hubo por primera vez una posición conjunta de toda la oposición en el Senado.

–Eso está en línea con todo lo que venimos hablando desde distintos sectores del justicialismo. Lo del Senado fue contundente, con una mayoría aplastante. No quiero entrometerme, porque por ahí escuché decir “¿Quién es Gioja para decir que se vaya tal o cual ministro?”, pero la verdad es que sería bueno que se vaya a la casa.

–Está hablando del ministro de Energía, Juan José Aranguren, ¿no? ¿Usted plantea su renuncia desde una posición personal o es de todo el justicialismo?

–Es la posición mía hablada con muchos compañeros. Es la preocupación de todos los que tienen alguna responsabilidad institucional, como son los gobernadores e intendentes. Ellos ven que estas cosas pasan en cada uno de sus distritos. No me atribuyo la representación de ninguno de ellos, pero por las charlas que mantengo veo que es una preocupación común.

¿Cree que este aumento de las tarifas fue un error técnico, que no se dieron cuenta cuánto aumentaban, o fue un error político porque no imaginaron la reacción que generaría?

–Se da todo. Se da la impericia y el poco interés por la política que han demostrado tener. Ellos también juegan a la antipolítica. No les interesa la gente, les interesan los números. Toman una planilla de cálculo y ven que el resultado da y entonces lo hacen. No saben que atrás de ese número hay una familia que tiene que aguantar. Hay imprevisión, y también los temas se toman livianamente. El interés está por el lado de los números, del capital y de los grupos concentrados.

–El viernes la Cámara de La Plata ratificó la validez de su fallo suspendiendo la suba de tarifas, pero el Gobierno ya había sacado una nueva resolución con un tope para las tarifas. ¿Esa resolución cambió algo para usted?

–Me parece que el Gobierno no entendió que lo de la Cámara tenía vigencia. Y el Senado, con abrumadora mayoría, también se expidió en ese sentido. Por eso es hora de que pongan una oreja y escuchen lo que pasa en la sociedad porque todos estamos preocupados por el país.

–¿La Corte Suprema tiene que intervenir?

–La Corte lo va tener que tomar, pero no es un tema que tenga que resolver la Corte. Es un tema político que se resuelve con decisiones políticas. Hay que tomar decisiones, no ignorar los problemas. Además, no hay que pasarse por el traste el tema de las audiencias públicas, que es algo que está contemplado en la ley que está vigente.

–Por lo menos este tema le sirvió al justicialismo para mostrar una posición común. ¿Hay todavía una discusión acerca del rol que debe jugar como principal oposición?

–El justicialismo tiene diversidades y queremos respetarlas. Pero hay lenguajes comunes y se pueden coordinar tareas comunes. Esto que se hizo en el Senado se puede hacer en Diputados. También con los otros partidos de la oposición que interpretan lo mismo que nosotros sobre lo que está pasando en la sociedad.