Piedra OnLine

domingo, 10 de julio de 2016

El jefe de Policía quiere que los agentes traten bien a los ciudadanos

Río Negro.
En una entrevista con “Río Negro, el abogado Mario Altuna anunció que pondrán en marcha un programa, supervisado por la Secretaría de Derechos Humanos.



Bariloche - En las próximas semanas, la Policía de Río Negro pondrá en marcha “un programa de reentrenamiento del personal”, con un programa supervisado por la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia. Se anunciará después del receso invernal.

“Tenemos previsto un repaso generalizado de toda la normativa con todas las obligaciones que todos los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley tienen a su cargo en el ejercicio cotidiano de su función y de cómo deben respetar los derechos individuales de las personas”, explicó el jefe de la Policía de Río Negro, el abogado Mario Altuna.

“Siempre teniendo como norte, la idea de que el uso de la fuerza es la última ratio del sistema y que la fuerza debe usarse progresivamente y que debe evitarse el uso de armas de características letales”, aseguró.

“Río Negro” entrevistó a Altuna en la Unidad Regional Tercera de Bariloche. Aseguró que el curso “lo vamos a dar mensualmente hasta que sea convocado la totalidad del personal policial de la provincia, para comenzar a reeditarlo anualmente”. Dijo que en la provincia hay entre 7.500 y 8.000 policías.

“La idea es perfilar una Policía que sea eficiente, respetuosa de la ley, ordenada, disciplinada, educada, que trate bien a los ciudadanos, que se respete a la gente que concurre a las unidades a hacer una denuncia o a interiorizarse de algún tema o de alguna circunstancia”, afirmó.

Altuna sostuvo que siente “consternación, molestia”, cuando se entera de denuncias por vejaciones y abusos policiales. “Nos produce mucha consternación desde el propio gobernador, los ministros, quien te habla, que fuera de los cánones y de los marcos que establece la ley pueda actuarse de esta manera desaprensiva, violatoria de las más elementales pautas humanas conocidas”, señaló.

Dijo que a raíz de un hecho por presuntas vejaciones, que ocurrió la madrugada del 31 de mayo pasado en Bariloche, cuando cuatro jóvenes denunciaron una golpiza por parte de un grupo de policías de la comisaría Segunda, se dispuso la colocación de cámaras de vigilancia en el calabozo. Explicó que la filmación es enviada al 911 de manera directa y se guarda por 30 días, para “ponerla a disposición de los jueces y fiscales”. “Es intención colocarlas en otras unidades donde hay calabozos o espacios de detención”, anunció Altuna.

“Queremos tener un registro donde quede en claro que no tenemos nada que ocultar”, puntualizó.

Dijo que ya se comunicó a las unidades “que cada vez que se suscite la detención de una persona va a ser obligatorio el informe médico al ingreso y también al egreso de la persona detenida”.

“De verificar que existen diferencias en el estado de la persona, la propia institución va a ser la denuncia”, enfatizó Altuna.

Respecto a la reforma de la ley orgánica de la Policía, Altuna dijo que el proyecto ya fue sometido a consideración de la Comisión Interpoderes, donde se analiza la reforma procesal penal.

Esa comisión la integran la Procuradora de la Provincia, Silvia Baquero Lazcano, la presidenta del STJ, Liliana Piccinini, representantes de los Colegios de Abogados y la jefatura de Policía.

“Ya dieron el visto bueno al proyecto de ley”, afirmó Altuna.

Recordó que prevé incorporar la Policía de Investigación Judicial. Por eso, crea el agrupamiento de investigaciones judiciales con distintos escalafones, que “va a ser puesto a disposición del Ministerio Público Fiscal para colaborar y auxiliar en todo este modelo procesal de corte acusatorio, que en teoría entraría en vigencia en marzo” de 2017.
“La idea es perfilar una Policía que sea eficiente, respetuosa de la ley, ordenada, disciplinada, educada, que trate bien a los ciudadanos”.
Mario Altuna, abogado y jefe de la Policía de Río Negro.