Piedra OnLine

jueves, 21 de julio de 2016

Joven boxeador denunció golpiza de policía en Santiago del Estero

Mauro Ariel La Torre, joven promesa del boxeo, denunció una salvaje golpiza por parte de un policía por “portación de cara”: el efectivo lo encontró “sospechoso” de ladrón.

Foto: diario El Liberal
Mauro, un adolescente boxeador de 16 años considerado promesa de la Federación Argentina de Box - representó a la Provincia de Santiago del Estero en los Juegos Evita, realizados en Mar del Plata, donde ganó la medalla de Bronce- denunció que fue salvajemente agredido por un efectivo policial, que “lo confundió con un ladrón”.

El joven púgil, residente en el Barrio Ampliación El Vinalar se presentó ante la redacción del diario El Liberal acompañado por su entrenador Juan Domingo Córdoba para denunciar el violento episodio sufrido durante la madrugada del último sábado.

“Regresaba de una fiesta con mis amigos, eran casi las cuatro de la madrugada y estaba en la esquina de la plaza del Barrio Smata, caminando hacia mi casa, cuando él (por el policía) me hace seña que me acerque a donde se encontraba. Sin imaginar qué podía pasar hice caso”, contó La Torre.

El policía -quien estaba vestido de civil- agredió brutalmente a Mauro: “Apenas me acerqué me pegó con la culata del arma reglamentaria, y me acusaba de haber ingresado a robar en la casa de una mujer. Me gritaba ´quedate quieto´. Yo le explicaba que no había robado nada y que regresaba de la casa de un amigo”, explicó.
“Cuando me golpea me agacho y comienza a darme golpes en la cabeza. Me tiró al piso, allí llegó su hermano y me pedían que entre a la casa de una mujer a la que le habían robado para que cuando llegue el móvil, me encuentren a dentro”, detalló el boxeador.

“Perdía mucha sangre. Ellos golpearon a la puerta y cuando la mujer abrió me encontró a mi lleno de sangre. No quería entrar. Ella no me decía nada. No me quedó otra que ingresar porque me seguían pegando. Cuando llegó la policía él me hizo tirar al suelo hasta que me cargaron en el móvil y me llevaron a la 45”, relató conmocionado. Pese a ser menor de edad, Mauro La Torre pasó más de 8 horas demorado en la comisaría 45.

Luego de su detención, presenta un golpe en el ojo derecho, un corte en la ceja -recibió 4 puntos de sutura- y un corte en la cabeza (11 puntos).

Su representante, quien luego acompañó al adolescente a realizar la denuncia ante el Palacio de Justicia, lamentó que Mauro no podría cumplir con su próxima pelea, a realizarse en Buenos Aires, los próximos días.

Otro caso de los habituales en los barrios populares del país: golpizas y vejámenes a pibes de barrio por parte de las policías bravas (esta vez la provincial de Santiago) solamente por “portación de cara”.

Fuente: diario El Liberal de Sgo. del Estero.