Piedra OnLine

domingo, 7 de agosto de 2016

Petróleo ruso desplaza al de Arabia Saudí

Desde mayo de 2015 los suministros de Rusia al mayor consumidor de energía del mundo han superado siete veces los importes desde Arabia Saudí.

Los expertos rusos destacan las perspectivas de un aumento en la cantidad de barriles enviados a China, así como a otros países de Asia-Pacífico.

"La principal ventaja de los proveedores rusos radica en la eficiencia y comodidad de sus sistemas logísticos: los suministros navales desde el puerto de Kozmino, en Rusia, hacia Qingdao, ciudad portuaria de la provincia de Shandong, a través del sistema de tuberías desde Siberia Oriental hacia el océano Pacífico, así como las posibilidades de ampliar los suministros ferroviarios", explica el analista de Tele Trade, Alexandr Yegórov, citado por la revista rusa Izvestia.

Arabia Saudí promete a Rusia ser “una fuerza más potente que la URSS”Según Bloomberg, en los últimos 10 años el suministro anual a China de petróleo y productos refinados desde Rusia ha crecido 20 veces hasta alcanzar los 36 millones de toneladas, con un potencial de crecimiento que puede llegar a los 50 millones para el año 2020. Un tercio de este volumen —28 millones de toneladas— fueron proporcionados por Rosneft. En el periodo que abarca desde 2005 hasta abril de 2016, Rosneft ha enviado a China 167,1 millones de toneladas de crudo por una suma de 88,8 millardos de dólares, lo que significa un aumento en el suministro de 5,1 millones a 28 (casi 5,5 veces).


Dicha compañía energética prevé que los suministros totales a China alcanzarán los 800 millones de toneladas para el año 2038.

La competitividad se ha intensificado en los últimos años, ya que China "es un mercado clave para los proveedores internacionales" según Yegórov, quien ve ventajas en el aumento del comercio petrolero entre ambos países debido a las "enormes reservas de crudo de Rusia", al "mejoramiento de las relaciones políticas bilaterales" y al "aumento de los pagos e inversiones en monedas nacionales".