Piedra OnLine

lunes, 1 de agosto de 2016

Vialidad Rionegrina trabajó intensamente para posibilitar el paso de una ambulancia en la nieve

La pericia y compromiso de los trabajadores de Vialidad logró que los casi 1,5 metros de nieve que tapaban el camino no impidiera la llegada de una ambulancia a Pilquiniyeu del Limay para socorrer a un bebé que presentaba problemas respiratorios.

La familia del niño había quedado aislada en un puesto. 

La intensa nevada que se desató en la última semana sobre buena parte de la Región Sur y la Zona Andina trajo severas consecuencias, principalmente con el corte de vías de comunicación, que provocaron que varias familias quedaran prácticamente aisladas en sus viviendas, a las que sólo se pudo acceder con vehículos especiales.

El pasado domingo, casi entrada la noche, el intenso trabajo de los motoristas de Vialidad Rionegrina permitió abrir el camino para que la ambulancia pudiera llegar a Pilquiniyeu del Limay para atender a un bebé que había sido traído por sus padres a caballo desde el puesto en el que habitan. El pequeño fue trasladado a un hospital para una atención más completa. 

Como consecuencia del intenso temporal de nieve, Vialidad Rionegrina mantenía desde inicios de la semana pasada un campamento en Laguna Blanca, sobre la Ruta Provincial Nº 67. Allí se encontraban algunos de los equipos adquiridos recientemente con fondos de la renegociación de los contratos de concesiones hidrocarburíferas. A partir de ese centro de operaciones, ayer ya se había logrado despejar de nieve la zona entre Comallo, Cañadón Chileno, Laguna Blanca y Mencue, restando solamente reabrir el camino al paraje Pilquiniyeu del Limay. Para ello, se esperaba el arribo de una pala cargadora para darle apoyo al trabajo de la motoniveladora, ya que en ese sector había entre 1 y 1,5 metros de nieve, con sectores de bancos compactos de nieve, situación que impedía el paso de vehículos.
En este marco, el pasado sábado se iniciaron los trabajos, completando 15 kilómetros de despeje de nieve, mientras que el domingo a primera hora se continuó con ambos equipos en dirección a Pilquiniyeu del Limay. 

En horas de la tarde se tomó conocimiento a través de los equipos de comunicación de la red de trabajo, que había un bebé que estaba siendo trasladado a caballo desde un pequeño puesto, para ser atendido de urgencia debido a una complicación en su salud.
Ante esta situación se dio aviso a los pobladores sobre la llegada de las máquinas de Vialidad Rionegrina al paraje, por lo cual la familia del bebe aguardaba el arribo de los equipos y, en consecuencia, de la ambulancia.

Si bien los maquinistas llevaban muchas horas de trabajo, se decidió continuar las tareas de despeje con ambas máquinas, hasta poder darle acceso a la ambulancia y concretar el traslado del bebé a un establecimiento de salud para ser atendido con urgencia.
Cabe destacar además la tarea de los agentes sanitarios, enfermeros y chofer que se acercaron en la ambulancia hasta el lugar.

La máquina de Vialidad Rionegrina y la ambulancia arribaron a Pilquiniyeu del Limay alrededor de las 21, tras lo que se pudo concretar el traslado del pequeño.
Las máquinas llegaron al paraje casi sin combustible, ya que en principio no estaba previsto hacer tantos kilómetros sin parar.

El operativo estuvo a cargo del capataz de la Delegación VI de Vialidad Rionegrina en Bariloche, Abel Sepúlveda; la motoniveladora fue conducida por Julián Curinao y la pala cargadora por Cristian Guerrero, mientras que el chofer que llevó la pala en el carretón se llama Antonio Moledda, quien pasó varias horas encajado con su vehículo hasta que lo rescataron.

Cabe resaltar que además de la pericia y voluntad de los maquinistas, este rescate, además de todas las intervenciones para rehabilitar las comunicaciones terrestres, fue posible gracias a la provisión de nuevas máquinas para Vialidad Rionegrina con los fondos provenientes de la renegociación de los contratos de concesiones hidrocarburíferas y fondos propios de la Provincia.

Precisamente, la motoniveladora utilizada es una de las New Holland que recientemente estregó el Gobierno a Vialidad, en un acto presidido por el gobernador Alberto Weretilneck.

Cabe recordar que Vialidad Rionegrina recibió un total de 19 motoniveladoras, de las cuales 12 fueron adquiridas por el Gobierno Provincial con fondos provenientes de la Renovación de Contratos Hidrocarburíferos – Ley 4.818 y las otras siete con fondos propios de la Provincia.
A las motoniveladoras se suman dos casillas rodantes, dos topadoras y carretones por un total de casi $90.000.000. A ellos debe sumarse la inversión en camiones volcadores, y una pala cargadora por un monto superior a los $23.000.000. 

Este equipamiento, que constituye una de las compras conjuntas más grandes de la historia de Vialidad, se torna indispensable para mantener los 7.800 kilómetros de rutas, además de atender las contingencias como la producida por el temporal de nieve.

“Este equipamiento nos dará la posibilidad de tener las rutas y caminos en condiciones, pero también de poder atender la emergencia, teniendo en cuenta los factores e inclemencias climáticas que se vienen suscitando”, manifestó Weretilneck en momentos de la entrega.
“Esto significa un acto de integración provincial porque significa redistribuir el dinero, lo que se produce en un lugar de la provincia sirve para ayudar a otra región”, remarcó en ese momento.