Piedra OnLine

domingo, 11 de septiembre de 2016

Cómo es la nueva juventud del MPN

Formalizaron su incorporación al partido. Lo hicieron tras un plenario de 500 representantes. Preparan un acto masivo para cerrar el año. Qué piensan los que encaran la renovación generacional en una organización de caudillismo.

Quienes nunca entraron a la seccional primera del MPN, en la capital neuquina, seguramente no sepan que en el Salón Fundadores –una especie de un gimnasio montado en el fondo de la antigua casa de Colón y San Martín– puede leerse en el piso las iniciales del partido, en grandes dimensiones y montadas con mosaicos de un color oscuro.

Ese estilo pragmático para la decoración de interiores, que horrorizaría a los exquisitos del diseño pero con empatía en el gusto popular, se repitió para remodelar todo el lugar.

El renovado inmueble guarda una novedad, además de pintura nueva y un salón de conferencias que se parece mucho a una muestra fotográfica estable de dirigentes emepenistas, se trata del búnker de –una también rediseñada– juventud del MPN.

Referentes
“Tenemos la neuquinidad al palo”, repite Daniela Sifuentes (30), sobrina de la diputada Gloria Sifuentes, directora de Juventud de la provincia y elegida como una de las referentes para la zona Confluencia.

Son seguidores declarados del gobernador Omar Gutiérrez y aseguran que le deben la apertura de los espacios de participación, pero reconocen que arrastran una deuda: hacer antes de fin de año un encuentro de 5.000 jóvenes del MPN.

“ Ahora tenemos una doble... triple responsabilidad. Omar nos dio el espacio y ahora tenemos que motorizarlo nosotros. Somos partido y somos gobierno, pero eso no nos asusta”, explica Sifuentes.

La nueva juventud del MPN, que viene de hacer un plenario provincial con 500 referentes, desprende un claro perfil no profesional.

Aunque mantienen vínculos con jóvenes universitarios, tienen entre 20 y 34 años, todos llegaron a través de un familiar que es afiliado y militante del MPN, algunos de ellos tienen trabajo en el Estado provincial, y el ideal partidario que los mueve es “la justicia social”.

Su área de acción gravita alrededor de la “solidaridad” y más cerca de los barrios que del centro.

Saben que son parte de una renovación del partido provincial que no solo busca nuevos dirigentes sino que quiere reinventarse una vez más. “Se trata de complejizar la territorialidad del partido”, confió un asesor del partido.

Intentos de formación

El MPN ya tuvo intentos por motorizar la juventud, pero ahora parecen no sólo querer que sea el semillero sino que se convierta en una fuerza territorial extendida no solo para la elecciones.

Respecto a los vínculos, aseguran que son un partido amplio y se relacionan con otras fuerzas. “Pero nosotros tenemos varias banderas, no una sola como otras fuerzas”, dijeron.

En las remeras no llevan a los líderes que suelen seducir a los jóvenes inquietos.


No están el Che ni Evita: la estampa blanca contra una remera azul es el rostro de Felipe Sapag. “Nosotros vamos por la mística, para recuperar la mística que nos cuentan los históricos”, cerró Sifuentes.

Definiciones
sociales y económicas
Drogas: “Es un tema que no tiene que ver con las edades. Para los jóvenes proponemos que haya más actividades de integración”.
Financiamiento: “Realizamos actividades para recaudar fondos como venta de comidas o bonos contribución”.

Antecedentes de participación
Luis Sapag recordó que solo después del regreso democrático existió un intento por conformar una juventud autónoma dentro del MPN. Fue la única vez que se eligieron autoridades, algo que ahora no se repetirá. Sólo habrá una mesa coordinadora.

Aunque nunca con la forma de los partidos tradicionales, el MPN mantuvo relación con los jóvenes con la Casa de Neuquén para los que estudian en la grandes ciudades del país.