Piedra OnLine

lunes, 12 de septiembre de 2016

Randazzo dejó algunos interrogantes y varias certezas en su paso por Chivilcoy

El ex ministro de Interior y Transporte compartió un asado con allegados, en su mayoría militantes, el pasado sábado en nuestra ciudad. Habló de política y dejó pistas sobre su futuro

Por Fernando Poggio

Florencio Randazzo estuvo el pasado fin de semana en Chivilcoy. Llegó el viernes a la noche para ver a su hijo Gino en el partido que su equipo, Gimnasia y Esgrima de La Plata derrotó a Colón de Chivilcoy y al otro día, compartió un asado con un grupo de allegados, varios de ellos, militantes políticos.

En la cancha de básquet, al ser abordado por los periodistas, se negó a hablar de cuestiones políticas, pero en el encuentro del sábado, ya más distendido y sin micrófonos delante, que evitó desde que dejó su cargo de Ministro de Interior y Transporte el 10 de diciembre del año pasado, se despachó sobre distintos temas relacionados con el gobierno de Mauricio Macri, el kirchnerismo, el Poder Judicial y dejó algunas pistas de su futuro político, pero no de Chivilcoy.

Varios de los participantes de esa reunión, que se extendió por varias horas, esperaban escuchar si "iba a jugar o no” en el 2017 y cuál sería su estrategia. Randazzo dijo que había un 10% de que lo hiciera y uno 90% de que no, pero uno de sus históricos allegados al ex ministro reconoció luego: "conociéndolo como creo que lo conozco, cuando dice algo así, en realidad es exactamente al revés”.
Florencio Randazzo fue muy duro con las políticas del macrismo, pero también dejó claro que el kirchnerismo cometió muchos errores que permitieron que Mauricio Macri llegase al poder. Insistió que, dentro del peronismo, está en la vereda de enfrente de Daniel Scioli y dejó entrever que si el ex gobernador bonaerense se postula para senador, probablemente lo enfrentará en las Primarias de 2017.

En esa reunión también enfatizó que no tiene, ni quiere tener nada que ver con Sergio Massa y que seguirá dentro del peronismo. Reconoció además que el partido debe afrontar una etapa de renovación y que deben aparecer nuevos actores, pero no autoexcluyó de ese proceso.

Randazzo sabe que varios intendentes, como es el caso del autodenominado Grupo Esmeralda, y otros sectores del peronismo, están intentando llevar su nombre como candidato, pero no dio ninguna pista sobre su preferencia, aunque reconoció que sigue hablando con distintos dirigentes, tanto políticos como gremiales.

También, según las fuentes consultadas, entendieron que sigue dolido por la derrota y la actitud del electorado local.

Hacía mucho tiempo que Randazzo no pasaba por Chivilcoy y muchos de los que estuvieron en la reunión estaban ávidos de escuchar sus definiciones, con el objetivo de tener poder avanzar en los posicionamientos que ya han dado a conocer, en los últimos meses, con el estandarte de la figura de Florencio. Las lecturas de las personas consultadas y que estuvieron en ese encuentro fueron variadas, pero coincidieron en que en algún momento volverá de lleno a la actividad política.