Piedra OnLine

sábado, 29 de octubre de 2016

Gutiérrez pedirá un piso para el precio del barril criollo

El gobernador se reunirá el martes con Aranguren para negociar los valores internos del gas y el crudo. Ante la inminente baja del petróleo, aseguró que buscará gradualidad y que nunca quede por debajo del costo de importación. También defenderá el Plan Gas.

El gobernador Omar Gutiérrez pedirá al gobierno nacional que la inminente rebaja del barril criollo sea paulatina y con un piso. “La liberación de precio del crudo a la baja tiene que ser gradual, sensible, con un valor mínimo que sea equivalente al precio de importación más el costo del flete, que es entre 7 y 10 dólares”, señaló el mandatario a “Río Negro”.

Las declaraciones del gobernador llegan luego de que el ministro de Energía Juan José Aranguren anticipara en una entrevista con este diario que el precio del petróleo argentino –que se ubica 15 dólares por encima del internacional– se acomodará a la baja.

Gutiérrez aseguró que se reunirá con el funcionario el próximo martes para tratar el tema, aunque adelantó algunos de los puntos que le planteará. Su principal preocupación es el precio del petróleo, que permitió evitar un derrumbe en la industria local y apuntaló los ingresos por regalías.

“Soy un defensor del barril criollo. Pero si vamos a un libre mercado, el precio tiene que ser pleno, tanto cuando está a la baja como cuando sube”, enfatizó el gobernador. Recordó que durante muchos años el valor internacional estuvo muy por encima de lo que se pagaba a nivel local, lo que implicó una pérdida de renta para la provincia.

El gas, en agenda

Por otro lado, reclamó que se eliminen las retenciones a la importación de petróleo para hacer más atractivo el mercado en caso de que baje la demanda local, algo que comenzó a suceder hace algunos meses.

Sobre el piso para el barril interno, señaló que tiene que ser equivalente al costo pleno de traer petróleo de afuera. “Queremos que el valor se generé acá y no que venga de afuera”, sostuvo Gutiérrez.

Pero no sólo el petróleo será motivo de conversación entre el gobernador y Aranguren. El neuquino insistirá en que el gobierno nacional extienda hasta 2020 el Plan Gas, mediante el cual (vía subsidios) se lleva el precio del gas a 7,5 dólares el millón de BTU. Según aclaró el titular de Energía, ese programa se discontinuará en 2018 para pasar a modelo de transición hasta la liberación total del mercado en 2019.

“Lo vengo proponiendo hace meses: hay que extender el plan hasta 2020 para dar previsibilidad a las empresas y poder incrementar la producción”, señaló el gobernador. También dijo que va a proponer licitaciones de flujos de gas que se basen en la demanda proyectada, para poder orientar el mercado.