Piedra OnLine

domingo, 13 de noviembre de 2016

Comer un chivito cuesta un 30% más que el año pasado

Su carne sigue siendo muy requerida en las mesas neuquinas, pero la suba ya se hace notar.

Neuquén.- Con las altas temperaturas llega también la temporada de los asados con amigos y familiares, y las carnicerías de la ciudad se llenan desde temprano de clientes que este año deberán pagar un 30% más para llevarse los tradicionales chivitos.

“Nos gusta por el sabor; la carne es mucho más sabrosa que la del asado”, comentó Sonia luego de pedirle al carnicero el chivito más grande de la heladera. Aunque en esta ocasión lo compraron para un cumpleaños, aseguraron que ese menú nunca falta en la mesa navideña.

Sonia prefiere no mirar los precios y priorizar el menú apetitoso y la reunión, pero desde las carnicerías aseguraron que los chivitos que el año pasado se pagaban 1200 pesos ahora saldrán un 30% más, por lo que hay que desembolsar entre 1500 y 1800 pesos para comprarse una pieza de 7 u 8 kilos.

Matías, que atiende en la carnicería Lo de Carol, aseguró que el local hizo un pedido de 50 animales para satisfacer la creciente demanda de los clientes, que preguntaban a diario por la disponibilidad. “Los que aparecen ahora son muy chicos todavía, por eso no rinden tanto”, señaló.

Desde la carnicería del supermercado Capriolo, Nico comentó que recién ahora se están terminando los chivos de la temporada pasada y después de la primera semana de diciembre llegarán las nuevas piezas, con menos kilos. “Ahora tenemos los de la veranada pasada, que fueron los últimos de este año, y son piezas grandes, de 10 kilos o más”, relató.

Si bien reconoció que aparecen algunas quejas por los nuevos precios de este corte, Nico aclaró que la gente termina por resignarse ante un aumento generalizado en todos los tipos de carne. “El cerdo, el cordero y la carne vacuna, todas han tenido aumentos”, explicó.

Por su par te, Matías aseguró que el precio viene mucho más alto del campo y que la faena también sufrió un incremento que impacta de lleno en el precio en góndola. “Entendemos el reclamo de los trabajadores pero vinieron con precios bastante altos”, comentó. Por eso, aclaró que van a esperar que se estabilicen los valores antes de hacer un nuevo pedido.

En Capriolo, donde el chivo se vende a 165 pesos el kilo, comentaron que ya planean pedir stock ya que la demanda comenzó hace dos semanas y viene en aumento.

La disponibilidad de chivitos aumentará con productos de mayor peso en unos días.

Frente a la constante suba de precios, los consumidores afinan bien el lápiz

Ante la escalada de precios, muchos clientes optan por llevarse otro tipo de carne para los asados grupales y el cordero es una de las opciones más elegidas como sustituto. Si bien el precio por unidad es muy similar al del chivo, el cordero resulta más económico por kilo ya que las piezas suelen ser más grandes.

Nico, de la carnicería de Capriolo, aclaró que ellos comercializan el chivito a 165 pesos el kilo, mientras que el cordero se vende a 140. Por su parte, Matías, de la carnicería Lo de Carol, aclaró que por 1500 pesos se puede comprar tanto un chivito de 7 kilos como un cordero de 10, por lo que la última opción resulta más conveniente.

Roberto se llevaba ayer un cordero de grandes dimensiones de una carnicería y aseguró que notó los precios mucho más caros en relación con el verano pasado. “El problema con los chivitos es que vienen muy chiquitos y no rinden para un asado con varias personas”, recalcó.