Piedra OnLine

martes, 15 de noviembre de 2016

El Gobierno nacional inició la construcción del muro que separa Jujuy de Bolivia

Por el puente internacional y pasos no habilitados circulan unas cinco mil personas diariamente.

Por orden del Gobierno argentino se inició la construcción de una delimitación mediante alambrados metálicos de la frontera que une a las ciudades de La Quiaca, del lado argentino, y Villazón, al costado boliviano.

A finales de la semana pasada se constató que por orden del Ejecutivo Nacional se está levantando un alambrado de aproximadamente mil metros en la frontera de La Quiaca-Villazón. La extensión abarca desde las vías del desaparecido ferrocarril Belgrano, hasta avenida Bolívar en la ciudad fronteriza.

El titular de la Agrupación IX deGendarmería Nacional con asiento en Jujuy, Raúl Contreras, al respecto informó que "la alambrada tiene la finalidad de brindar mayor seguridad a la zona, desalentar el paso por lugares no habilitados y encauzar el paso de personas por donde debe ser".


Es decir ya sea paso internacional como así también para el tráfico vecinal fronterizo por la pasarela correspondiente donde efectúa controles la Dirección General de Aduanas. También añadió que "esto es un trabajo conjunto que contó con el consentimiento de todos los organismos argentinos y bolivianos que operan en el paso" enfatizó.
Diariamente en esta frontera Norte, cientos de personas utilizan pasos ilegales para ir de una ciudad a otra. La ejecución de la obra tiene por finalidad desalentar esa práctica que es real. La cual viene realizándose hace mucho tiempo y encauzar la circulación. El "muro" que se construye en La Quiaca, para algunos representa, entre muchas otras cosas, un retroceso enorme en la cooperación de ambos países. Indudablemente este tipo de acciones no hacen más que proliferar imaginarios de secesión y xenofobia.