Piedra OnLine

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Endurecen las penas por la tala ilegal

Las multas parten de los 40 mil pesos y no se sancionará sólo a quienes corten los árboles. Amplían las responsabilidades.
La nueva ley de Bosques aprobada en segunda vuelta por la Legislatura Rionegrina establece multas más severas para los furtivos.

Lo novedoso es que además, serán sancionados no solo quienes corten árboles sino también los arquitectos que dirigen los proyectos y los propietarios de las tierras.

“Partimos de una muy mala situación con una ley de 1972 que tomaba como aforo básico el álamo, y se debía pagar -a precios de hoy-, multas de apenas 25 pesos por ejemplar. Las multas se apelaban, nunca se cobraban y se devolvían las herramientas en función del 14 bis de la Constitución”, especificó el legislador Alfredo Martín, autor de la iniciativa, junto con Silvia Paz.

A partir de la nueva norma, la multa mínima será de 3 sueldos de la administración pública lo que representa entre 40 y 45 mil pesos, con sanciones máximas en torno a los 450 mil pesos. Además, se retendrán las herramientas y los vehículos.
“Esta ley es una manera de mantener y proteger a los bosques andinos y sus variedades autóctonas, de contener la tala indiscriminada y el furtivismo. La forma de poner coto esos ataques al bosque es cobrando las multas como se debe”, agregó Martín.

El legislador de Juntos Somos Río Negro destacó además la iniciativa de la Dirección de Bosques de crear un nuevo cuerpo de inspectores, conformado por unas 15 personas, que contarán con acompañamiento policial.