Piedra OnLine

sábado, 26 de noviembre de 2016

La oposición pide a Gutiérrez una política de desendeudamiento

La estrategia de reemplazar deuda vieja por nueva es cuestionada por un sector de los diputados. Dicen que se está generando una “montaña de intereses”.
 
Diputados de la oposición reclamaron ayer al gobierno de Omar Gutiérrez una política de desendeudamiento y criticaron la nueva colocación de Letras del Tesoro que el gobierno provincial anunció por un monto total de 1.000 millones de pesos. Los aliados al oficialismo, en cambio, defendieron la medida y dijeron que se busca sortear una situación “meramente coyuntural”.

El ministerio de Economía emitirá Letras Clase 1 y 2 de la serie II con vencimiento en el ejercicio 2018. El organizador y colocador principal será el Banco Provincia del Neuquén S.A. y los co-colocadores los bancos Macro, Galicia y Buenos Aires S.A. (más información en página 5).

Sergio Gallia (PAN), presidente de la comisión de Hacienda de la Legislatura, consideró que la decisión se tomó para “desahogar las finanzas”. Aseguró que “todo hace prever, porque así está en el presupuesto, y porque las condiciones al final han mejorado para que el año que viene, que el déficit sea menor. Fundamentalmente para que se pueda discutir un plan de desendeudamiento mucho más conveniente para la provincia. El ministro (Bruno) lo explicó cuando estuvo en la comisión, que las condiciones están dadas para que el año que viene la provincia pueda cambiar deuda por tasas más bajas y a más largo plazo” .
Gallia enfatizó que esta nueva colocación de Letras “ tiene que ver meramente con la coyuntura” de diciembre , un mes en el que la gestión provincial debe enfrentar el pago de salarios y aguinaldos.

“Nosotros nos oponemos porque es un mecanismo que tiene por fin evitar los procedimiento formales de autorización de endeudamiento por parte de la Legislatura. Emiten letras con vencimiento en el mismo período, pero luego van renovando ese crédito porque en realidad no lo van a pagar en el mismo período. Y al sacar un crédito para pagar esta deuda, la montaña de intereses que genera es tremenda”, afirmó el diputado Mariano Mansilla (FPN-Une).

El legislador cuestionó el proyecto de presupuesto que se debatirá en el recinto el próximo miércoles. “No lo vamos a votar porque contiene un nivel de endeudamiento exhorbitante teniendo en cuenta que el año pasado, en 2015, al ser un año electoral fue un año en el que gobierno provincial tiró la casa por la ventana. Se endeudó a niveles tremendos para pagar este año, el 2017. El 2017 lo que tenemos que pagar es tanto que es -increíble que sigan emitiendo a esta altura del año, realmente no lo podemos creer”, indicó.

Para Mansilla “el plan de obras es muy austero.” Su par, Guillermo Carnaghi (FpV), coincidió en las demandas en materia de obra pública. “En San Martín de los Andes está declarada la emergencia en educación por los problemas edilicios, pero en todas las localidades está ese tema. Ya se ha visto que en los presupuestos anteriores, por los gastos corrientes, no se pudo cumplir con lo que está planteado”, señaló. “No observamos una política de desendeudamiento”, planteó el diputado Jesús Escobar (Libres del Sur). Agregó: “cuando vino el ministro de Economía a la Legislatura nosotros le preguntamos cuál era el plan de desendeudamiento, aunque sea a mediano plazo, y fue prácticamente la única pregunta que no respondió. Esto es habida cuenta de que las condiciones para tomar deuda en la actualidad, y mucho más aún hacia adelante, son mucho más adversas a los intereses de la provincia que en tiempos pasados. Se dice que se toma esta deuda para refinanciar deuda, o para pagar vencimientos, en realidad lo que observamos es que las condiciones que se toma esta deuda son peores a las que ya existían previamente sin que se explicite un plan de desendeudamiento”