Piedra OnLine

jueves, 17 de noviembre de 2016

Se repartían el dinero de las guardias del hospital

La fiscalía investiga una denuncia penal por una malversación de fondos de 300 mil pesos en el hospital de Zapala. Hay cuatro personas, del área administrativa, en la mira por una maniobra que consistía en quedarse con el dinero correspondiente al pago de las horas de guardia.

El martes a primera hora, representantes de ATE Zapala se presentaron en la sede local del Ministerio Público Fiscal para radicar la denuncia formal.

Ante la gravedad del asunto, y con el riesgo de que los documentos públicos pudieran desaparecer, la fiscalía, rápida de reflejos, tomó la denuncia y allanó las oficinas del hospital el martes al mediodía, según confirmaron fuentes gremiales y judiciales a LM Neuquén.

El gremio reclamó la renuncia de la cúpula del hospital y explicó la maniobra denunciada.

ATE aseveró que la estafa denunciada superaría los 300 mil pesos, ya que por mes se realizaban entre 10 y 15 guardias por un monto que va de 1000 a 1500 pesos por guardia.

“Se trata de unas guardias del sector de Arancelamiento que fueron renunciadas y quedaron a disposición de la dirección del hospital, que debía informar la situación”, explicó sobre la situación, José Salvatierra, secretario general de ATE seccional Zapala.

El gremialista detalló que nunca se llamó a cubrir esos cargos y que la maniobra saltó a la luz el mes pasado, cuando pudieron acceder a una planilla de liquidación donde vieron que las guardias estaban a nombre de la jefa de personal, el jefe de servicios generales y un administrativo de la gerencia, reveló ATE en la denuncia que investiga la fiscalía.

Salvatierra explicó que desde el hospital buscaron minimizar la situación. “Nos dijo que sabían del tema, pero que no era ilegal y que se trató de contar con gente de su confianza”, contó el gremialista, aún indignado por la respuesta que recibió.

Desde el gremio consultaron con los abogados si era factible que empleados con dedicación exclusiva cobraran guardias, pero les aseguraron que eso no debería ocurrir. Por este motivo, en asamblea exigieron la renuncia de toda la dirección.

“Después del operativo, consultamos en fiscalía y supimos que no sólo encontraron lo que nosotros sospechábamos, sino que hacía más de un año que venían realizando esta maniobra”, concluyó Salvatierra, quien espera una pronta formulación de cargos.