Piedra OnLine

sábado, 19 de noviembre de 2016

Weretilnek: “Es preferible el déficit antes que provocar una crisis social”

El gobernador de la provincia, Alberto Weretilneck, se refirió sobre el presupuesto 2017 que fue elevado esta semana a la Legislatura para su aprobación y ante la austera situación que se espera para el 2017 sostuvo que “prefiere conducir una provincia en déficit antes que desatar una crisis social”.

Las declaraciones las hizo ayer en la sala de audiencia de la Cámara Segunda de esta ciudad cuando finalizó el acto de aperturas de sobres para la licitación de la construcción de la Ciudad Judicial. Ante las consultas de la prensa sobre el presupuesto 2017 que hace escasas horas había sido presentado ante la Legislatura dijo que “todos los ministerios tienen su partida presupuestaria y con un fuerte déficit fiscal”.

Agregó que “son 2.800 millones de pesos lo que la provincia va a gastar de más en 2017, es lo que prevemos, y porque de no hacerlo la única alternativa sería un ajuste. Tendríamos que despedir empleados, dejar sin salud y sin educación a los rionegrinos. Y la verdad que preferimos tener un año de déficit antes que dejar a los rionegrinos sin las cosas que necesitan”. Resaltó que desde el Ejecutivo tiene puestas las expectativas sobre la recaudación ya que creen que debería mejorar; mientras que el gobernador “espera que el país arranque económicamente”. En cuanto a las obras que están planificadas para el año que viene señaló que serán un aproximado de las mismas que se hicieron en 2016. Sostuvo que apuesta a inaugurar las que ya están en marcha. “Vamos a seguir con las obras que queremos inaugurar como el hospital de Allen y de Catriel. Además, las escuelas que estamos llevando adelante en toda la provincia”.
“Pensamos que en el 2017 tendremos el mismo nivel de obras en ejecución que este año, aunque nos enfrentaremos con grandes dificultades económicas”, dijo el mandatario rionegrino.