Piedra OnLine

domingo, 11 de diciembre de 2016

“El MPN y ATE son hermanos que maman de la teta del Estado”

El intendente Horacio Quiroga hizo un balance del 2016. Anunció 1.000.000 de metros cuadrados en Leloir-Doctor Ramón.

Horacio Quiroga sirve en bandeja títulos a los periodistas. Es un ejercicio que el intendente de Neuquén desarrolló con el tiempo y un recurso que a esta altura de su carrera política utiliza sin precalentamiento.

En una entrevista con “Río Negro”, Quiroga siembra la charla de frases “gancheras”. “Soy el barrabrava del equipo”, “En política lo único que he sido es alfonsinista”, “No me vengan con el verso de que venían porque tomaban agua del Limay”, “El MPN y ATE son hermanos de leche que maman de la teta del Estado” o “Ésta es una ciudad que todos los días te corre el arco”, dispara una tras otra como una metralleta.

En el despacho del intendente suenan canciones de Alfredo Zitarrosa (sí, le gusta mucho el cantautor). Desde el exterior ingresa un ritmo reggae que proviene de una concentración de canabicultores que difunden, frente al monumento al general San Martín, el uso medicinal de la planta de marihuana.


Quiroga habla de los contrastes. “Esta es una ciudad que todos los días te corre el arco. Es muy demandante y muy despareja. Hay grandes emprendimientos inmobiliarios por un lado y regularización de asentamientos por otro”, dijo.

El imán de las inversiones está en el corredor Leloir-Doctor Ramón. Quiroga dice que allí hay proyectos para construir un millón de metros cuadrados en los próximos años. Todo en unos 2,5 kilómetros, aclara.

El intendente afirma que termina “un año muy bueno” y le pone números a su optimismo: dice que ejecutó 400 millones de pesos en obras (el 95% de lo presupuestado) y que terminará el 2016 con superávit por ahorro corriente, sin endeudarse.

Para el 2017, el intendente tiene un plan de obras del orden de los 1.000 millones de pesos. Y como tiene intenciones de adjudicar obras por 200 millones en enero, le suspendió las vacaciones a sus funcionarios ese mes.

Quiroga habla del desafío de “la ciudad del millón de habitantes”. Cuándo la capital sumará ese número no lo sabe, pero asegura que “hay que planificar en cantidad de personas porque cuando se lo hacía en años, siempre nos quedábamos chicos”. “ Y no me vengan con el verso de que venían porque tomaban agua del Limay”, agrega desafiando leyes sagradas de Neuquén.

Quiroga se reserva anuncios para el final. Va a incorporar el expediente y la firma digital a partir del 2017 y guarda una sorpresa para el 2019. (Ver aparte)
El alfonsinismo, el único lugar seguro de la política

“En política lo único que he sido es alfonsinista”, dice Horacio Quiroga cuando tiene que asumir un lugar de reconocimiento en la militancia.

De Mauricio Macri
–“con el que estoy consustanciado”, aclara como si hiciera falta–, sostiene que “tiene la gran oportunidad de convertirse en un gran político latinoamericano que ha logrado superar el populismo en la Argentina”. Opinó que para no quedar en el lugar de “un presidente de la transición”, Macri debe ganar las elecciones legislativas del año próximo y conseguir otros cuatro años de gobierno a partir del 2019.

Sobre los problemas que enfrenta el gobierno nacional mencionó dos. “Uno de los grandes es que no se bajó el déficit y el otro la inflación, que si bien tiende a la baja, todo es paulatino”, concluyó.
Con Macri dice que habla poco, aunque le gustaría tener más conexión. Recuerda que fueron tres contactos y todos por teléfono.

¿Otra vez candidato? 

A concejal en el 2019

El intendente conserva una carta para el 2019. No se puede presentar como candidato a intendente y sabe que el MPN trabaja para arrebatarle la ciudad. Si el escenario es muy complejo, no descarta presentarse como candidato a concejal en primer lugar para traccionar la boleta de su sucesor.