Piedra OnLine

martes, 10 de enero de 2017

El Jefe de la Policía del Neuquén contestó el pedido de informe enviado por la Defensoría del Pueblo local

sanmartinadiario.com
La Defensoría del Pueblo y del Ambiente de San Martín de los Andes recibió respuesta del Jefe de la Policía del Neuquén, Comisario General Rubén Tissier, a su nota enviada el pasado 7 de diciembre, en la que solicitaba a la Jefatura de esa fuerza informes sobre los casos de apremios policiales en perjuicio de ciudadanos y ciudadanas Sanmartinenses, denunciados en 2016 y 2015, algunos de los cuales incluso tomaron estado público. La respuesta de la Jefatura incluye 13 hechos con detalles de las actuaciones internas de la fuerza policial, que se sustraen del informe público de la Defensoría.

“Lo que nos responde es que, de las 13 situaciones denunciadas, 12 habrían pasado a archivo, mientras que 1 sola está prosperando en investigación interna de la policía”, indicó la Defensora Adjunta, Laura Blanco: “Queríamos ver con qué información contaba el Comisario y cuáles eran las medidas y posición de él como Autoridad de la fuerza, hacia el interior de la policía provincial”.

“En este caso, 12 situaciones pasaron a archivo, desestimaron las denuncias, dando curso a una única causa que es la que tomó estado público en septiembre del año pasado”, agregó la Defensora: "Si bien nos llama la atención la estadística, nosotros decimos que por un lado entendemos que la fuerza pública está para cumplir una función por manda institucional, y que todo lo que esté fuera de la ley debe ser denunciado, pero a priori creemos que a quien denuncia le cabe el principio de inocencia y nos ponemos del lado de la persona vulnerable y denunciante. También sabemos que hay muchos casos que corresponden a este tipo de encuadre y otros en que jaquean en una situación dilemática a la policía y después usan argumentos… Existe de todo, no quiero generalizar, cada situación amerita un análisis, pero llama la atención la cantidad de denuncias de apremios policiales".

Blanco además detalló que lo ideal, si una persona sufre una situación de abuso de autoridad o apremio, es realizar la denuncia en el Ministerio Público Fiscal: “El que toma la causa en Fiscalía inicia un proceso de investigación, parte de un proceso judicial, a diferencia de lo que sucede interiormente en la Policía, donde es como más operativo, administrativo. Como en cualquier estamento del Estado, se inicia un sumario hacia el interior de la fuerza, se determina sanción, si hay apartamiento del agente de su función o no. Lo que le decimos a los familiares, a los que han sido víctimas, es que al menos estén informados ante la posibilidad de que acontezca esta situación. Que siempre realicen denuncia en Fiscalía y hagan seguimiento de la causa”, aunque esto no signifique que necesariamente el caso vaya a prosperar dentro de la Justicia".

Además, manifestó, sobre la respuesta del Comisario, que “un número que no queda claro es de cuántas causas tienen la consecución del trámite judicial”, aunque celebró la existencia del intercambio, ya que “con estas cuestiones uno visibiliza, pone sobre la mesa y en agenda este tipo de problemas que después se silencian”.

Blanco a su vez anticipó que la Defensoría, durante este año, tendrá la intención de “generar un convenio con el Ministerio de Ciudadanía y Derechos Humanos, para poder trabajar algunos aspectos de garantías ciudadanas”. Sobre esto, amplió: “Si uno habla de procedimientos donde queda la víctima o denuncia te por un lado, y por otro los agentes de la fuerza pública que intervinieron, queda todo cristalizado en dos posiciones, porque no hay otro tipo de pruebas como filmación, audio o testigos. Hay que discutir de qué manera hablar de nuevos procedimientos que garanticen la transparencia en el accionar policial”.