Piedra OnLine

martes, 17 de enero de 2017

Huawei Mate 9 lo máximo de China en teléfono inteligente (Video)





En el contexto de la CES 2017, Huawei presentó para nuestra mercado el Huawei Mate 9, un teléfono que promete muchísimas cosas, como ser un 400% más rápido que el iPhone 7, ser mucho más frío al usarse que el Galaxy S7 y cargar más del 50% de su batería en menos de media hora.
Desde ese evento que estoy ocupando esta bestia de equipo que ha captado la mirada de muchos preguntándome que qué celular es. Al mostrarle alguno de sus trucos, fotos y precio, quedan anonadados.
Aún así, no todo es dulce con la última apuesta de la compañía de Shenzhen, pero notan una madurez impresionante como marca.

Especificaciones


  • Pantalla 5.9 pulgadas a 1080p
  • Procesador Kirin 960
  • 4 GB de RAM
  • EMUI 5.0 sobre Android Nougat
  • 64 GB de almacenamiento ampliable a 256 GB vía micro SD
  • Cámara dual combinada de 12 megapixeles/ 20 megapixeles en blanco y negro
  • Cámara frontal de 8 megapixeles
  • Batería de 4000 mili amperios 
    Amo que el frontal del equipo sea ocupado por casi pura pantalla, que sus bordes superiores e inferiores sean mínimos y los laterales casi inexistentes. Esto hace que la huella del equipo sea pequeña de acuerdo al porte de su pantalla. Es muy parecido al Pixel XL y al iPhone 7 Plus, incluso se siente más pequeño, y eso que tiene casi media pulgada más de pantalla.
    Su diseño totalmente metálico lo hace sentir como lo que es: un gama alta. Es un equipo que se siente sustancial, firme y bien construido, no es la misma sensación que tenía con el Nexus 6P, que era fabricado por la misma marca. Aquí se nota una evolución por parte de Huawei.
    Sus botones de encendido/apagado y volumen, aunque un poco sueltos, son muy táctiles y su posterior ligeramente curvado ayudan en en el agarre de un equipo que para cualquier persona será grande. Su posterior tiene una suerte de acabado glossy sobre el metal, que a pesar de ser un imán de mugre y huellas dactilares, otra vez ayuda al tema del agarre. Este, a la vez, hace sentir que el equipo es más resistente a rayarse o marcarse si pasa algún accidente.

    Huawei ha seguido un lenguaje de diseño congruente a través de sus equipos y aquí se nota. La ubicación del lector de huellas dactilares en el posterior se siente muy natural. Además de que es groseramente rápido.
    Su pantalla de "solo" 1080p se ve bien y puede llegar a ser tan brillante que molesta, lo cual es positivo bajo la luz del sol, donde se ve todo claro. Uno tendería a pensar que en este porte ya corresponde un panel OLED, y sí, puede ser, pero en mi caso particular no me importa aún, noto pocas diferencias y Full HD es más que suficiente. Además, sospecho que esto le da mejor autonomía al equipo.
    Las dos cámaras ubicadas en la parte posterior sobresalen del cuerpo del equipo, pero no por mucho. En una superficie plana el equipo se mueve por la curvatura de su espalda, mas no por las cámaras.

    Siempre critiqué a Huawei por su pesada capa de personalización sobre Android, EMUI, pero en esta versión, la 5.0, los cambios son radicales. Al fin trataron de dejar de parecerse a iOS y entregar algo que responde a los patrones de alta personalización y opciones que entrega la plataforma en la que está construido.
    Prácticamente todo es personalizable y en el pasado eso me ha traído problemas de cuelgues y tirones en equipos, aquí no fue el caso. El tema de que Huawei desarrolle su propio procesador junto a su versión de Android logran una congruencia de hardware y software, dando por resultado una interfaz fluida y rápida. Según ellos, 400% más rápido que el iPhone 7. No, no es así y lo medí en varias situaciones como carga de aplicaciones y más.
    Le hace competencia, se mantiene digno, pero no es tan rápido, y ni por si acaso 4 veces más que el teléfono de la manzanita ¿Por qué prometen eso?
    Otra de las promesas del equipo que lamentablemente tendré respuesta mucho más adelante es el tema de que, supuéstamente, este va aprendiendo de tus hábitos de uso y a futuro optimiza tu experiencia. Prometen también que no se pone lento con el paso de los meses. Si llega a pasar, créanme, estaremos ahí para contarles.

    Me sorprendió el buen manejo de la memoria RAM y cómo corren los juegos más exigentes. Teniendo cuatro de ellos abiertos podía cambiarme en multitarea y el sistema no mostraba una gota de fatiga. Además que las animaciones para entrar a las aplicaciones sean tan breves hacen que el uso general del equipo sea realmente muy rápido. De hecho puedo hacer la siguiente aseveración: es el equipo con Android más rápido que he usado a la fecha, por lejos.

    Algo en lo que la marca aún no logra dar el palo al gato es en el tema del bloatware, o aplicaciones que no puedes desinstalar y que probablemente jamás ocuparás. No quiero una aplicación de Amazon que hace muy poco sentido en la región, menos un recomendador de aplicaciones, tampoco un "espejo" que es simplemente la cámara frontal con algunos trucos, para qué dos aplicaciones de mail, dos de fotos y dos de música, y la lista sigue y sigue.

    Ese espacio podría ser mío, ese uso de RAM podría estar dedicado a otras cosas y esas notificaciones no las tendría que haber sufrido. Este es un tema que me molesta mucho, y a pesar de que es ignorable, me da rabia.

    Esta corresponde a la segunda generación de cámaras dobles en co-ingeniería con Leica y los resultados son espectaculares. Lo que hago principalmente es apuntar y disparar, y en ese aspecto el equipo cumple muy bien. Los colores se sienten y ven reales, el nivel de detalle es alto gracias a la cámara monocromática. Lo único que podría alegar es que en poca luz los resultados no son muy buenos. A pesar de que ahora cuenta con estabilización óptica de imagen queda al debe en el aspecto donde los equipos con los que compite si hacen un mejor trabajo.
    La cámara ofrece todo tipo de controles y opciones, tanto así que la interfaz llega a ser algo confusa. De todas maneras se agradece que sea así, porque estaba con un amigo fotógrafo que con un par de ajustes logró resultados espectaculares que yo jamás hubiera sabido hacer con un celular.

    La cámara frontal es orgullosamente oriental: un gran angular con modo belleza bastante agresivo. Su calidad es buena, en una foto con toda la luz en contra logró exponer figura y fondo sin chistar. Los entusiastas de las selfies saltarán en un pie de felicidad con este equipo, que no les quepa duda.

    En el apartado de video, a pesar de tener una imagen nítida, colores reales y foco bastante rápido, se hace molesto el resultado "saltarín" de las grabaciones. La estabilización simplemente no es la mejor. Quizás es un tema de software y se pueda arreglar a futuro, pero por ahora, es lo que es. Por otro lado, me impresiona la calidad de sonido. No se revienta en ningún momento y se distinguen los ruidos a pesar de ser miles. El lobby de un hotel en Las Vegas no es el lugar más tranquilo del mundo.

    Batería excelente, pero corta en la promesa inicial
    Dos días es lo que clama Huawei que puedes andar sin cargar el teléfono. Este equipo está dirigido a gente que realmente ocupa mucho su celular, como yo, y los resultados son muy buenos, pero se alejan de los dos días de uso. El promedio que me dio es de un poco más de 13 horas de batería, con un tiempo de pantalla encendida de 6 horas y monedas.
    Es bueno, muy bueno, pero dos días le llegará a durar a alguien que ocupa el teléfono de forma casual, no a un dependiente absoluto como yo. De todas formas la carga sí que es rápida, pasé de 0% a 52% en media hora, casi exacto a la promesa de la compañía.

    Conclusión

    El Mate 9 es la culminación de un proceso de madurez por parte de Huawei, y como tal, podría ser el pináculo del inicio de algo grande para ellos. Su reconocimiento de marca ha crecido exponencialmente en el mundo entero y la gente lo ve cada vez más como opción válida. Sus desafíos son convencer a dos públicos:

    1. El Power User. Ese que quiere el último teléfono, lo mejor de lo mejor ¿Por qué habría de elegir un Huawei sobre un Apple o un Samsung? por lo general el dinero lo tiene.

    2. El mercado estadounidense, donde por el hecho de ser chino te tachan una cruz. Todo lo relacionado a marcas de este país es sinónimo de mala calidad. Otros mercados han respondido bien y se han dado la oportunidad, Estados Unidos es un desafío pendiente.

    Si Huawei logra tacklear los dos puntos anteriores podría ostentar a ser uno de los competidores más fuertes del mercado global en el corto plazo, y de hecho ya lo están logrando. El Mate 9 es un resumen de todo lo bueno de su carrera móvil y un equipo que, si llega a tener buena recepción, puede poner en aprietos los próximos lanzamientos de las marcas principales.

    Lo bueno

  • Sistema operativo comprensivo y bien logrado
  • Terminaciones y presentación exquisitas
  • Carga muy, muy, muy rápida
  • Posibilidad de sacar fotos excelentes si sabes manejarlo
  • Mucha pantalla en súper poco cuerpo

Lo malo

  • Horrible cantidad de bloatware
  • Interfaz de la cámara poco amigable
  • Mala estabilización de imagen en videos (comparado a sus competidores)

Disponibilidad

En Chile estará disponible desde el 19 de enero a CLP $579.990 en prepago. Si lo compras bajo esta modalidad el teléfono puede ser dual sim. Si lo adquieres bajo contrato con algún operador, será para solo una tarjeta sim. En México está disponible a MEX $15,999 en prepago en la tienda de AT&T.