Piedra OnLine

domingo, 22 de enero de 2017

Macri dividió aguas entre Gutiérrez y Figueroa

Los debates sobre el aumento del gas y la reforma del impuesto a las Ganancias marcaron diferencias entre el gobernador y el vice. También las críticas al MPN.

Las políticas impulsadas por el presidente Mauricio Macri dominaron gran parte de la agenda pública del 2016, multiplicaron posturas a favor y en contra y, a nivel local, dividieron aguas entre el gobernador Omar Gutiérrez y el vice, Rolando Figueroa. Sea por estrategia no asumida o genuinas diferencias ideológicas, explicitaron posiciones encontradas aunque insistiendo en su armoniosa fórmula de gobierno. Uno de los primeros temas sobre los que no opinaron igual fue el aumento de la tarifa de gas. “Una medida que va a estimular el desarrollo económico de la provincia y que va a permitir sostener el trabajo y generar puestos de empleo”, auguraba el gobernador cuando se anunció la modificación. Fue cuando las consecuencias se hicieron evidentes y los reclamos de usuarios, empresarios y hoteleros se hicieron oír cuando llevó a Nación una propuesta de tope del 400%.

El vicegobernador fue más duro: “parece que para algunos los habitantes simplemente somos una planilla de Excel”, planteó enojado haciendo referencia al ministro de Energía y autor del tarifazo, Juan José Aranguren.

Cuando se tuvo que dar marcha atrás a fuerza de amparos, Figueroa recordó que las voces en contra eran mayoritarias porque “provocaba una injusticia importante”.

En la reforma del Impuesto a las Ganancias tampoco hubo coincidencias. Figueroa salió rápido a respaldar el proyecto de la oposición porque contenía una deducción especial del 45% para los patagónicos. “Es coherente con nuestro reclamo para la región”, consideró el presidente de la Legislatura, quien había sido un fuerte impulsor de la modificación de la ley. Gutiérrez, en cambio, pidió “un debate serio y responsable” porque advertía que “no es bueno desfinanciar al Tesoro nacional, al de las provincias y a los municipios”. La ley que finalmente fue sancionada, elaborada por el macrismo, la consideró “histórica”.

Ya a inicios del 2017, la pata más “peronista” del gobierno salió en defensa del MPN cuando Macri criticó al partido por deberle infraestructura a la provincia.

Para Figueroa fue ”faltarle el respeto” a los pioneros, en cambio, para Gutiérrez, consecuencia de haber sido mal informado.