Piedra OnLine

domingo, 19 de febrero de 2017

Neuquén: el hermano del gobernador asegura que “nunca” le ofrecieron un cargo

Pablo Gutiérrez es el único de la familia que luce el apellido materno. Lo decidió a los 18 años en honor a su abuela, una inmigrante italiana que tenía un almacén de ramos generales en Cipolletti llamado “Casa Colantuono.” 

De ella, dice, aprendió el “sentido de la libertad”. Una libertad que se jacta de ejercer aunque sus opiniones no coincidan a veces con las de su hermano mayor, el actual gobernador. Esquiva ubicarse en derecha o izquierda y se define como “progresista”. Si el poder fuese un escenario, Gutiérrez Colantuono está tras bambalinas. Fue asesor jurídico de Ana Pechen durante los ocho años como vicegobernadora. Hoy es un confidente, sin cargo político.

P- El lunes (mañana) se pone en marcha la primera instancia del fuero procesal administrativo.. ¿Por qué no concursó para ser juez?

R- Quienes estamos en estas dinámicas tenemos vocación y pasión por los espacios públicos. A mí me pareció interesante asumir una postura de poner un granito de arena en que se concrete el fuero. Porque era una deuda constitucional. Hay que independizar por ahí los objetivos institucionales, de los objetivos estrictamente personales.

P-¿Qué tipo de partido es el MPN?

R- Es un partido anclado en la justicia social.

P- ¿Ese es un ideal que tuvo en sus orígenes y fue mutando?

R- Es un valor, y los valores hay que perseguirlos, incorporarlos, gestionarlos. Ese valor atraviesa los distintos gobiernos del MPN que han tenido distintos matices. Es un partido de una fuerte defensa de los intereses provinciales, sabiéndose integrado en un Estado federal. No es una isla.

P- ¿Por qué gobierna hace más de 50 años?

R- Porque se sabe renovar, porque se da sus propias discusiones. Es una parte de la explicación. La otra parte deberían explicarla los otros partidos.

P- Cuando asumió el gobernador se decía que el ministerio de Ciudadanía era su creación. ¿Que relación tiene con ese ministerio?

R- Mi relación no es con el ministerio, sino con Omar Gutiérrez que es mi hermano y que es el gobernador de la provincia de Neuquén. Mi relación es que compartimos desde chicos y seguimos compartiendo diálogos, ideas, proyectos. Él me conoce, como yo lo conozco a él, él sabe cuáles son mis ideas. No es que uno pone en agenda determinados temas, sino que un montón de pensadores y de personas que tienen trayectos sociales compartimos ideas con quien conduce un proceso político que es el gobernador de la provincia de Neuquén, y que hace luego síntesis de las distintas escuchas, los distintos gestos.

P-¿Es crítico de su hermano?

R- Integramos una familia en donde una de las características principales ha sido, es y será la libertad y la opinión crítica. Primero entre todos nosotros. Crítica negativa y positiva. No es desde ahora, es desde siempre. Estamos acostumbrados a esta gimnasia. Por supuesto que soy crítico de cualquier gobierno, con más razón si es un hermano. En la coyuntura de que un hermano tuyo dirija un proceso político institucional no tengo duda alguna de que mi obligación es recorrer estos espacios colectivos y ser puente de esta escucha hacia aquel otro sector para que sea escuchado.

P-¿Ese es su rol en el gobierno de Omar Gutiérrez?

R- Es mi rol con Omar en tanto hermano.

P- Usted tiene un perfil público alto, mucha actividad en redes sociales ¿Por qué nunca asumió un cargo?

R- Porque nunca me ofrecieron un cargo. El día que me ofrezcan un cargo se lo voy a poder contestar.

P-¿Pero le interesa?

R-Las personas que estamos en los temas que venimos conversando tenemos vocación y pasión por los espacios públicos. El día que alguien en el mundo, porque el mundo es mucho más grande que Neuquén, crea que uno tiene la posibilidad de aportar y me sea ofrecido, le aseguro que se lo voy a venir a decir. No tengo ofrecimiento de cargo público alguno, ni aquí, ni en Nación, ni en Brasil, ni en México, ni en los lugares por donde ando dando vueltas. Sí tengo un cargo público: soy profesor de la Universidad Nacional del Comahue.

P-¿Le molesta que algunos digan que es “el monje negro” de Omar?

R- No, a mi no me molesta para nada, porque teniendo el recorrido que uno tiene, estando en los espacios públicos, lo menos que es esperable es que los demás opinen. Sino te quedas escribiendo para vos una carta en tu casa.
“No es que uno pone en agenda determinados temas, sino que un montón de pensadores compartimos ideas con quien conduce un proceso político”.
Recuperar la capital,
un proyecto en cocción
P- El director de Diversidad, Adrián Urrutia, dijo que usted participabas de un espacio para disputarle la ciudad al quiroguismo. ¿Es un espacio alternativo al MPN?
R- Lo que estamos haciendo es encontrarnos personas de distintos orígenes, de distintos trayectos sociales a dialogar.
P- ¿Pero es un diálogo con un objetivo concreto?
R- Es un diálogo buscando mayores niveles de ciudadanía. No es una organización, sino personas con las que habitualmente dialogamos y que cada tanto nos vamos a ir encontrando para revisar qué se está haciendo en Neuquén, en la provincia, en Nación, en Latinoamérica y en el mundo.
P- ¿No es con fines electorales?


R- No, es encuentro de diálogo, de perspectivas. Eso no quita que algunas de las personas tengan vocación o quieran tener una carrera electoral o tener cargos electorales el día de mañana.