Piedra OnLine

domingo, 26 de febrero de 2017

Se hizo costumbre no saber cuándo empiezan las clases

El Gobierno aún no tiene una propuesta salarial y los docentes contestan con medidas de fuerza.

Alfredo Enrique

enriquea@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- A tres días hábiles del inicio del ciclo lectivo, el Gobierno admitió ayer que no tiene una propuesta salarial definida para los docentes, sino que la definirán una vez que pasen los carnavales. No se sabe aún cuál será el alcance del ofrecimiento al sindicato ATEN; lo que sí está claro es que no será del 40 por ciento tal como lo pidieron los educadores.

La incertidumbre ya se hizo una costumbre en cada inicio de ciclo lectivo. Pero el negociador del Gobierno, el ministro Mariano Gaido, le sacó la presión a cualquier urgencia de arreglo. “Más tarde o más temprano vamos a encontrarnos en un acuerdo”, dijo.

La descontracturada visión de Gaido se contradice con la de su colega de Educación, Cristina Storioni, quien el 29 de diciembre pasado aseguró que Neuquén cumplirá con el objetivo de dictar 189 días de clases aunque esto suponga llegar a la víspera de Navidad con los pibes dentro de las aulas; para lo cual comprometió que las actividades empezarán el 6 de marzo tal como lo establece el calendario.
Evidentemente el Gobierno prioriza la administración de los problemas a resolver aun cuando sabe que se pueden evitar. Durante todo el verano se negó a sentarse siquiera a analizar el conflicto en educación que había terminado 2017 a pura crispación con el sindicato ATEN. La respuesta no podía ser otra que la adhesión a dos paros ya resueltos a nivel nacional.

Gaido –quien viene conduciendo las negociaciones con los gremios desde el gobierno de Jorge Sapag- repitió ayer que la propuesta se hará con “el presupuesto arriba de la mesa” y que irá en sintonía con las posibilidades reales de las finanzas públicas.

En este contexto, el estrés volverá a marcar el tono del inicio de las clases en las escuelas públicas.

189 días de clases aspira a tener el Ministerio de Educación.

La intención del Gobierno es que los alumnos permanezcan en las aulas hasta la víspera de la Navidad: 22 de diciembre.