Piedra OnLine

sábado, 4 de febrero de 2017

Se profundiza la crisis institucional en Plaza Huincul

En el jury a Giannattasio votaron a favor de su destitución. Pero el intendente lo desconoce.

La crisis institucional en Plaza Huincul sumó un nuevo capítulo: ayer, el tribunal del juicio político contra el intendente Juan Carlos Giannattasio votó por su destitución. Sin embargo, es muy probable que el caso se termine resolviendo en una instancia judicial.

Por un lado, el intendente acusado de presunta malversación de fondos e incumplimiento de deberes funcionario desconoce el pronunciamiento porque dice que los votos del dictamen no fueron suficientes para correrlo del cargo, pero al mismo tiempo espera un pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) luego de su denuncia acerca de que los plazos del proceso ya habían caducado.

El dictamen del tribunal político fue tachado de “nulo” en virtud de los plazos que, según la postura del intendente, demandó el proceso.

Dentro de los puntos que motivaron el caso, figura la presunta compra a una empresa -Rentaquén- por 8 millones de pesos, un proveedor que, según uno de los denunciantes, el concejal Gustavo Iril, no tenía “licencia comercial y contaba con domicilio fiscal falso”, además de ser “proveedor de todo tipo de productos”.

“El proceso lo hemos planteado como nulo en el TSJ y los concejales no han sabido cómo resolverlo”, expresó Giannattasio ayer por la tarde en una entrevista en LU5.

El dictamen en su contra contó con los votos de la jueza de Faltas Sofía Vallejos y de los dos concejales del FyPN Miriam Rioseco y Fernando Doroschenko. Los concejales del MPN Fabián Dolso e Inés Paleta no fueron de la partida.

Durante la audiencia de ayer por la mañana se leyeron los cargos que se le imputan al intendente. Más tarde, los miembros del tribunal realizaron una votación nominal para definir si había suficientes pruebas para declararlo culpable.

El entorno del jefe comunal sostiene que los tres votos de ayer no alcanzan para destituirlo, si se contempla el artículo 134 de la Carta Orgánica Municipal, que establece los 2/3 de los votos para declarar la culpabilidad.

Acaso sea otro motivo para profundizar la judicialización del caso, una arista promovida por el intendente, que ayer no dijo nada acerca del contenido de las acusaciones.

Giannattasio, suspendido en el cargo por el jury, nunca reconoció la instancia habilitada en su contra. De hecho, tomó posesión de la intendencia pese a lo habían suspendido.

Ayer, los integrantes del tribunal de sentencia votaron positivamente 6 de los 9 cargos de los que es acusado el jefe comunal. Entre ellos se encuentran el desvío de fondos, el incumplimiento del deber de funcionario público y la sobreejecución de partidas, entre otros.

El caso también tiene otros antecedentes en la historia reciente de la localidad. Iril, concejal del FyPN, fue el candidato con el que el jefe comunal peleó la intendencia en las escandalosas elecciones pasadas, en una instancia en la que también terminó interviniendo de la Justicia.


“Giannattasio vive hablando del proceso que se habilitó en su contra. Le preocupan los plazos, pero no dice nada acerca de las acusaciones en su contra”. Gustivo Iril.Concejal del Frente y la Participación Neuquina.