Piedra OnLine

domingo, 12 de marzo de 2017

Pereyra confía en la reactivación

Expresó que tras el acuerdo para prorrogar el subsidio al valor del gas en boca de pozo se pondrán en operación unos diez equipos de perforación en Vaca Muerta. Destacó la devolución de la facultad a la provincia para incidir en los proyectos de inversión.

“La pelota ahora la tienen las empresas”. El titular del sindicato Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, se refirió a la extensión de los precios diferenciales para el gas no convencional y coincidió con el gobernador Omar Gutiérrez en las ventajas de la resolución aprobada por Nación. “Esto le devuelve facultades a las provincias que el kirchnerismo le había quitado”, expresó el también senador por el MPN.

Pereyra anticipó que en las próximas semanas participará de reuniones junto a Gutiérrez para exigir a las operadoras definiciones de sus planes de inversión. Sin embargo agregó que no existe apuros ya que el plan, que garantiza precios especiales, comenzará a regir en el 2018.

De todos modos el petrolero estimó que la cuenca podría recuperar más de 10 equipos de perforación. “Esto es lo que se venía hablando con todos los sectores durante la negociación”, comentó.

Entre las empresas que participaron de las discusiones y que habría asumido el compromiso de presentar proyectos si se garantizaba el precio del gas, mencionó a YPF, Total, Shell y PAE, como las principales.

“Esto le devuelve a las provincias lo que la reforma de la Ley de Hidrocarburos le había quitado. Recupera la facultad sobre los recursos naturales como lo establece la Ley Corta”, reflexionó Pereyra quien votó en contra de los cambios introducidos en 2014. Aquel debate dividió las aguas en el sector petrolero y pese a que el exgobernador Jorge Sapag acompañó la propuesta, el senador neuquino fue una de las principales voces opositoras.

La resolución 46-E/2017, que garantiza hasta 2021 un sendero de precios para nuevos proyectos de gas no convencional, establece que sean los gobierno provinciales quienes aprueben o rechacen en primera instancia las propuestas de inversión. De esta manera, por primera vez en los últimos años, los gobierno locales tendrán injerencia directa en los precios de los hidrocarburos.

Historia

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, participó de los debates por los cambios a la Ley de Hidrocarburos cuando era CEO de Shell y en ese tiempo coincidía con lo firmado en la última resolución. Si bien ahora Nación tendrá que dar el segundo visto bueno a los proyectos, para que accedan al plan de precios, serán las provincias las que definan en primera instancia. Para el ex directivo empresario las empresas debían negociar las condiciones con los propietarios de los recursos –las provincias– en lo que sería un libre mercado.
“Esto es lo que se venía hablando con todos los sectores (empresas, Nación y Provincia) durante la negociación [del acuerdo]”,
dijo Guillermo Pereyra, secretario general del gremio de los petroleros.