Piedra OnLine

viernes, 14 de abril de 2017

El BPN financia hasta en 20 años la construcción de casas

Depende del material: ladrillo o bloques de madera. Se intermedia con entidades estatales como la ADUS y Corfone. La cuota se ajusta por la inflación y los aumentos salariales.


El gobierno de Neuquén anunció que lanzará una nueva línea de créditos del Banco Provincia del Neuquén (BPN) destinada a la compra de viviendas únicas de madera construidas por la Corporación Forestal Neuquina (Corfone). En total se otorgarán 200 préstamos con un plazo de devolución de entre 10 y 15 años. El presidente del Banco Provincia del Neuquén (BPN), Marcos Koopmann contó cómo están constituidos los nuevos créditos.

Esta operatoria se suma a las 200 financiaciones hipotecarias lanzadas la semana pasada, en las que intervendrá la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU). En total serán 400 viviendas con una inversión de 430 millones de pesos.

El sistema constructivo de Corfone está compuesto por bloques de madera que se superponen unos a otros unidos a través de tarugos y clavos metálicos. Para este caso, se entregarán hasta 650.000 pesos, en forma directa a los beneficiarios. Esos se pagan a Corfone que pone la vivienda y la construcción.

“El pago es en forma automática. El Banco se lo acredita a la persona y ésta, a Corfone de manera inmediata, para asegurarnos que va a ese destino”, dijo Marcos Koopmann.
La tasa de interés para estos son UVA más seis puntos fijos. El valor del metro cuadrado de la vivienda a comprar se mide en UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) que están indexados por la inflación. El temor de muchos es que si la inflación se dispara, la UVA también, pero Koopmann lo explicó.

“Se ajusta a la inflación pero con un límite del coeficiente de variación salarial. No es un riesgo mayor, porque la cuota es el 30%, y si no acompaña se hace imposible el cobro. La idea del banco no es quedarse con las viviendas, sino que la gente las pueda pagar”, dijo.

En el caso de las 200 que se presentaron la semana pasada, la tasa de interés es igual: UVA más seis puntos. Esos seis puntos los bonificaría el ADUS, por lo que el cliente solo pagará las UVA. El crédito probablemente pueda crecer un poco más de acuerdo al fideicomiso y los terrenos de los que dispongan.

“La diferencia entre es que el de Corfone es directo al que compra la vivienda y el ADUS es hasta juntar un paquete de 40 o 50 personas sujetas de crédito. Se hacen viviendas similares y el ADUS se encarga de la construcción”, dijo Koopmann.

En cuanto a los terrenos aclaró que se busca que los ponga ADUS, o algún desarrollador particular privado. Después, una vez constituido el fideicomiso aporta el terreno, el BPN el dinero y la cuota se transforma en crédito hipotecario. “En los dos casos, la persona empieza a pagar una vez finalizada la casa”, aclaró el presidente.

En cuanto al plazo, el del ADUS es de 10 a 20 años y el de Corfone de 10 a 15. El más largo es para los ingresos más bajos y la cuota siempre será un 30% del sueldo del grupo familiar.