Piedra OnLine

domingo, 16 de abril de 2017

El partido provincial trata de interferir en el frente Cambiemos.

La puja de Pechi y el MPN tiene la mira puesta en 2019

Fernando Castro


fcastro@lmneuquen.com.ar 

El MPN trata de hacerle la vida imposible a Horacio Quiroga. Hay un emergente claro de la situación y es el campo de batalla preelectoral en el que se transformó la ciudad. Pechi puso el grito en el cielo –literalmente–: acusa al partido presidido por Omar Gutiérrez por el intento de infiltración, con ayudas internas, en la UCR y la CC-ARI, dos sellos partidarios de Cambiemos, el frente macrista liderado por el intendente en la provincia. El caso se judicializó: son unas mil fichas de afiliación que podrían torcer la balanza de algunas decisiones. Sin perder de vista la gravedad de lo que implica, el alboroto tiene su medida justa cuando se extiende la mirada al verdadero botín en disputa.

En el 2019 habrá dos elecciones clave: Quiroga, por sí mismo, no podrá continuar desde el Municipio el proyecto político que caracterizó la vida de la capital durante los últimos 20 años. La carta orgánica municipal le impide quedarse. La maliciosa siembra del MPN busca dañar hoy pero más en ese momento. No sólo en la capital sino también en el andamiaje provincial del quiroguismo que incluye a Ramón Rioseco, quien mide si va como diputado nacional ahora, una escala desde la que se podría seguir posicionando como candidato a gobernador.

Con una semisonrisa dibujada, fuentes del MPN dicen que el partido, en la ciudad, espera “agazapado y activado”. “Que no haya nombres no significa que no estemos de campaña”, aseguró una fuente. Está claro que analiza el tenor de las candidaturas de sus adversarios para luego jugar. Y que no descarta nada.

En el quiroguismo explican la intromisión interna así: el MPN trataría de interferir sólo en dos de las patas del frente Cambiemos (la UCR y la CC-ARI). ¿En el PRO no? “Es que en última instancia lo que talla es el llamado de Rogelio Frigerio desde Buenos Aires”, explicó un referente de peso.

Hay otro tema que detonó el clima tenso del último mes: la discusión del nuevo síndico municipal en el Deliberante. Quiroga tiene sus postulantes y Gutiérrez los suyos, en otro indicio del interés del MPN por la ciudad. Nadie querría que le controle la contabilidad un enemigo. Sobre todo en política. Y lo justo que llegarán a la votación del Concejo, y cómo ya negocian votos de posibles aliados, marcará el nuevo capítulo de los cruces.

El escándalo de las afiliaciones truchas en la UCR y la CC-ARI es un primer capítulo de cara a las elecciones municipales y la disputa en el resto de la provincia.

Tests electorales para el 2019

Medio Deliberante

Todavía sin fecha definida, este año en la capital se renueva la mitad del Concejo Deliberante. Estas elecciones se hacen cada dos años. Quiroga debe fijar la fecha.

Tres diputados nacionales


Son las bancas del Congreso que renueva la Provincia este año. De esos lugares, dos le pertenecen hoy al MPN y el restante al Frente para la Victoria.